El diario económico
del negocio del deporte

Albert Malla La Fórmula 1 generó unos ingresos de 1.700 millones de euros en 2014 y sentó ante el televisor a 425 millones de personas durante toda la temporada. Estas elevadas cifras también se ven reflejadas en los contratos de cada uno de los veinte pilotos de la máxima categoría automovilística, con sueldos que superan con creces a los de grandes futbolistas como Leo Messi o Cristiano Ronaldo.

Fernando Alonso (McLaren) sigue liderando el ranking por sexto año consecutivo, con unos ingresos de 35 millones de euros por temporada. Ello pese que el piloto asturiano lleva años sin ganar el Mundial. Le siguen de cerca el tetracampeón Sébastian Vettel (Ferrari), con 28 millones de euros, y el vigente campeón Lewis Hamilton (Mercedes), con 25 millones de euros, según la publicación especializada Business Book GP 2015.

A continuación se sitúan sus respectivos compañeros de equipo: Kimi Raikkonen (Ferrari), con 18 millones; Nico Rosberg (Mercedes), con 13,5 millones, y Jenson Button (McLaren), con 10 millones de euros. Estas cifras representan sustanciales mejoras respecto a la pasada temporada, cuando Alonso y Vettel cobraron 22 millones cada uno. La mejora viene motivada en ambos casos por el cambio de equipo. Por su parte Hamilton, que lidera la clasificación del mundial con 126 puntos, adelantará a ambos pilotos en 2016 tras renovar su contrato con Mercedes y acordar cerca de 170 millones de euros hasta 2018.

 

Tras el grupo de pilotos más laureados, aparece la clase media con sueldos que rondan los cuatro millones de euros. En esta categoría se sitúan los pilotos de las escuderías de Williams (Felipe Massa), Force India (Nico Hulkenberg y Sergio Pérez) y Lotus (Romain Grosjean y Pastor Maldonado).

Un puesto más abajo está Valtteri Bottas (Williams) con unos ingresos de dos millones de euros. Los pilotos de Red Bull cobran 1,5 millones de euros y 750.000 euros, respectivamente. En la cola de esta lista figuran los pilotos de las escuderías: Toro Rosso, Sauber y Manor, donde los precios varían de los 250.000 euros hasta los 50.000 euros.

El que fue presidente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), Max Mosley, criticó los salarios más elevados de los pilotos de esta competición. Mosley afirmó que “Es absurdo. Si fuera un dictador en el deporte, cada equipo tendría el mismo dinero y podrían gastar más en el piloto y menos en el coche o viceversa”. “Los pilotos sólo se preocupan por cuánto cobran comparados con otros”, finalizó el expresidente de la FIA.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Mateu Alemany

Director general del Valencia CF

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Todos los perfiles