El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Relevo en la dirección del Circuito de Barcelona-Catalunya. El consorcio formado por la Generalitat, el Ayuntamiento de Montmeló (Barcelona) y el Reial Automòbil Club de Catalunya (Racc) ha decidido nombrar a Joan Fontserè como nuevo director general de la infraestructura. El hasta ahora responsable del Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat sustituye en el cargo a Salvador Servià.

El consejo de administración ha querido destacar “la extraordinaria labor que Salvador Servià ha llevado a cabo en el Circuit durante los cuatro años y medio que ha estado al frente de la instalación”. El expiloto de rallys y exsenador por CiU accedió al cargo en 2011, por lo que durante su mandato se ha tenido que volcar en la internacionalización del Circuito de Barcelona ante la continua caída de asistentes locales y la caída del fenómeno Fernando Alonso por sus malos resultados deportivos.

Joan Fontserè, nuevo director del Circuito de Barcelona-Catalunya

Joan Fontserè, nuevo director del Circuito de Barcelona-Catalunya

Fontseré iniciará su etapa a partir de este viernes, día 19 de junio, y seguirá reportando al presidente del consorcio propietario de la instalación, Vicenç Aguilera. Nacido en Sant Feliu de Codines (Barcelona), el nuevo responsable del trazado es diplomado en Empresariales y Marketing. El grueso de su carrera profesional (del 2000 a 2011) se ha desarrollado en Octagon Esedos, una agencia de marketing deportivo de la que fue responsable del área de motor, primero, y después del área de nuevos negocios. En 2011, con la llegada de CiU a la Generalitat, fue nombrado director del CAR de Sant Cugat.

El nuevo ejecutivo del Circuito de Barcelona llega con el reto de potenciar la asistencia al trazado, especialmente después de que hace unas semanas se firmara la renovación del Gran Premio de España de Fórmula 1 hasta 2019. También deberá mejorar el producto para evitar quedar por detrás de otras carreras de MotoGP que se disputan en España, como la de Jerez o Cheste (Valencia).

La importantísima caída de asistentes a los grandes eventos, fruto del retroceso de espectadores españoles por la crisis económica, ha provocado que el Circuito de Barcelona acumule unas pérdidas cercanas a los 50 millones de euros desde 2009, último año en el que se obtuvieron beneficios. Son unos números rojos que no se atajarán en el corto plazo, ya que la información remitida a la Consejería de Economía de la Generalitat revelaban unas pérdidas de 7,9 millones para 2014 y de 6,7 millones para 2015.

El presupuesto para este año prevé que los ingresos vinculados a la explotación del circuito se sitúen en 23,96 millones de euros, un 10,2% más, con la esperanza puesta en la captación de más turismo extranjero y que acogerán unos test de la F-1 que en 2014 no se celebraron. La subvención pública se mantendrá estable en 10 millones, repartidos entre cinco millones de la Generalitat por la tasa turística, cuatro millones del Ayuntamiento de Barcelona para poner su nombre al circuito y un millón más de la Diputación.

Los gastos de personal se situarán en 2,4 millones en 2015, una cifra sensiblemente inferior a la de 2014 pero que supone un recorte de medio millón de euros en comparación con 2011. Estos pequeños ajustes se verán compensados por un aumento del resto de gastos de explotación, que alcanzarán los 35,3 millones de euros, ya que además del pago de los cánones (suponen más de 20 millones, entre la F-1 y MotoGP), están previstas algunas obras de mejora, con las que permitir que el circuito abra más días del año y rentabilice sus instalaciones.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles