El diario económico
del negocio del deporte

M.M.A. Dani Alves ha renovado con el FC Barcelona por tres temporadas más, pero no es la única decisión importante que ha tomado en 2015 en términos económicos. El lateral brasileño recuperó a principios de año el control de la empresa que gestiona DM3 Fashion Wear, la tienda de moda que tiene en la Avenida Pau Casals de Barcelona, cerca de la concurrida Plaza Francesc Macià. Hasta entonces, la sociedad tenía a su exmujer y representante, Dinorah Santa Ana, como administradora única.

El jugador también ha cambiado el nombre de la sociedad, que ahora ha pasado a llamarse Davic Trend Setter, mientras que el capital se ha mantenido en los 50.000 euros que aportó inicialmente. Este local fue la primera incursión de Alves en el negocio de la moda, con una oferta de marcas de lujo como Armani, Tom Ford, Red Valentino, Versace, Dolce & Gabbana o Chloé.

En paralelo a la recuperación del control de este establecimiento, Alves también ha constituido Trendbam Look Society. Esta empresa, con un capital inicial de 30.000 euros, nace con el objetivo de participar en “la comercialización, producción, fabricación, confección y acabado de tejidos de cualquier género, incluyendo prendas de vestir, calzado, especialmente prendas y calzado deportivo”, según consta en el Registro Mercantil.

La sociedad, por ahora domiciliada en un edificio de oficinas de Sant Just Desvern (Barcelona), probablemente servirá para canalizar el proyecto Bam Bam. Es el sobrenombre con el conoce su familia y la marca que el jugador del Barça quiere utilizar para crear  su propia firma de moda, que incluirá la apertura de una tienda propia adicional en la capital catalana.

Dani Alves Bam Bam

Dani Alves, junto al diseñador Juan José Blanco de la Osa.

La idea de lanzar su marca surgió después de que el diseñador cordobés Juan José Blanco de la Osa le enviara de regalo uno de sus modelos de gafas de sol. “El rollo que tenía era el que me molaba”, explicaba Alves en marzo para defender la alianza por la que se lanzaría una línea conocida como Bam Bam. El jugador brasileño se encargará de explicar cómo le gustaría que fueran las gafas y Blanco de la Osa se encargará de plasmarlo. La fabricación, por ahora, se realizará en Italia.

“Si sale bien, en invierno saldrá la primera colección Bam Bam de hombre; el mundo de la moda esta muy enfocado a las mujeres y me gusta ir al revés del mundo”, dice Alves. Su reto, asume, es que “los hombres piensen que cuidarse y vestirse bien es también para ellos”.

Y es que el deseo de Alves no es limitar el proyecto únicamente a las gafas de sol, sino que también empezarán a diseñar ropa de calle y, poco a poco, también con prendas de vestir y trajes. En Bam Bam se venderán además prendas de diseñadores jóvenes y de marcas en las que Alves tiene algún tipo de interés. “No me gustaría hacer algo con una persona que ya estuviera en el mercado y fuera muy famosa, me gusta caminar junto con alguien como Juan José, que tiene la misma ilusión que yo, y al llegar al final tener la sensación de que ha sido duro pero ha valido la pena”, apunta.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles