El diario económico
del negocio del deporte

Albert Malla Novak Djokovic ganó ayer la final de la ATP Wolrd Tour Finals al vencer a Roger Federer. Con este logro, el serbio se alza con su undécimo título de la temporada y casi consigue la temporada perfecta, ya que ganó tres de los cuatro Grand Slams. Pero este año no sólo ha habido hitos deportivos, sino que también se han batido récords económicos. Tras este torneo, ambos tenistas rozan los 100 millones de dólares (93,92 millones de euros) en ingresos a lo largo de toda su carrera profesional.

Los once títulos del tenista serbio de este 2015 le han hecho facturar 21,59 millones de dólares (20,27 millones de euros), con un total de 82 partidos ganados y sólo seis perdidos. A sus 28 años, Djokovic ha conseguido 59 títulos, con 686 victorias y 146 derrotas. Estos triunfos le han disparado al número dos a nivel de ingresos, con una suma total de 94,05 millones de dólares (88,33 millones de euros), según la información facilitada por la ATP.

 

Por su parte, Federer ha logrado esta temporada seis títulos, con 63 victorias y 11 derrotas, lo que le ha hecho ganar 8,68 millones de dólares (8,15 millones de euros). En toda su carrera profesional, el tenista suizo, de 34 años, se ha alzado con 88 títulos, con 1059 victorias y 238 derrotas, y se posiciona como el rey momentáneo a nivel de ingresos, con una suma un total de 97,303 millones de dólares (91,38 millones de euros).

En la actualidad, Djokovic es el número uno a nivel deportivo y si sigue con este rendimiento se convertirá en el mejor tenista pagado de todos los tiempos. Este hecho se produce en un momento donde la ATP está más globalizada que nunca, con más patrocinadores y con una mayor importancia de los derechos de televisión. Es decir, que la suma de ese auge económico también se ha trasladado a que los premios de los los títulos sean más elevados.

Las marcas que patrocinan a Djokovic son las compañías de material deportivo Uniqlo, Adidas y Head, la automovilística Peugeot, la relojera Seiko, la organización de Naciones Unidas Unicef, la marca de vinos Jacob’s Creek y el grupo financiero ANZ.

Federer y Djokovic

Federer y Djokovic ayer en la final de la ATP en Londres.

Las firmas de Federer son las empresas de material deportivo Nike y Wilson, la relojera Rolex, la marca de chocolates Lindt, la entidad Credit Suisse, la automovilística Mercedes-Benz o la marca de champán Moët & Chandon, entre otras.

En paralelo, la ATP ha decidido esperar hasta la inauguración de las World Tour Finals de este año para confirmar que el evento seguirá disputándose en Londres hasta 2018. “El torneo ha sido un éxito espectacular desde su traslado al O2 Arena en 2009, generando multitud de récords, atmósferas increíbles y una audiencia televisiva al alza en todo el mundo que rompió la marca de 100 millones de espectadores por primera vez el año pasado”, ha justificado Chris Kermode, presidente ejecutivo del circuito profesional de tenis.

El tenis profesional cada vez tiene más adeptos en el mundo y sus ingresos han ido en aumento. La ambición de la ATP es extender el circuito profesional de este deporte por todos los rincones del planeta, pero para lograrlo no sólo basta con seducir a las ciudades. También hay que contentar a los tenistas, de ahí que ayer se anunciara que la organización destinará más de 100 millones de euros en premios para los jugadores por primera vez en su historia.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles