El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Nuevo capítulo en la problemática que está generando en los últimos años la gestión de los derechos de imagen de los futbolistas. Una investigación periodística realizada por varios medios europeos ha desvelado que Cristiano Ronaldo también utilizó sociedades domiciliadas en paraísos fiscales para pagar menos impuestos por los ingresos derivados de la explotación de su marca.

Siempre según la documentación a la que han accedido la red europea EIC, el jugador del Real Madrid se valió de varias empresas de las Islas Vírgenes Británicas, un paraíso fiscal en el Caribe, que ocultó a través de testaferros. En total, sus actos publicitarios y demás generaron 150 millones de euros, aunque el esquema fiscal utilizado le permitió sólo abonar unos 5,6 millones de euros a la Agencia Tributaria, menos del 4%, cuando este tipo de ingresos en España deben tributar por IRPF, excepto el 15% que pueden percibir a través de una mercantil y, por lo tanto, tributar por el Impuesto de Sociedades.

Los papeles revelan que entre 2008, un año antes de llegar a España, y 2014, utilizó la sociedad Tollin Associates, que según El Mundo, “fue la depositaria de los derechos de explotación de su imagen. El jugador aparecía como receptor de «todos los ingresos percibidos por la sociedad», salvo 20.000 euros anuales y los posibles gastos de gestión. Y, también, salvo la parte de las empresas controladas por Jorge Mendes”.

En 2015 se modificó esta estructura, ya que el delantero portugués alcanzó un acuerdo con Peter Lim, por el que una de las empresas del propietario del Valencia CF se encargaría de explotar los derechos de imagen hasta 2020 a cambio de otros 75 millones de euros, según los documentos. Nuevamente se utilizaron firmas en las Islas Vírgenes Británicas, en concreto dos: Adifore, con un 80% del negocio para los contratos de ámbito global, y Arnel, con el 20% restante que atribuyen a la actividad en España.

La Agencia Tributaria, según el citado rotativo español, está investigando la actividad de Cristiano Ronaldo entre 2011 y 2013. En concreto, se investigan posibles irregularidades en sus declaraciones del Impuesto sobre la Renta de No Residentes (IRNR) en el citado periodo. Gestifute, agencia de representación de Jorge Mendes y que gestiona la carrera de Ronaldo, ha asegurado que el deportista se encuentra “al corriente de sus obligaciones fiscales con la Agencia Tributaria española”.

La investigación afecta a varios de los representados por Gestifute y que han pasado por el Real Madrid. Por ejemplo, Hacienda abrió inspección en 2014 a José Mourinho, que acabó pagando 2,1 millones de euros para zanjar la cuestión, que, según la investigación periodística, implica el uso de paraísos fiscales e incluso un fideicomiso en Nueva Zelanda. James Rodríguez y Pepe son otros de los implicados, así como Radamel Falcao, que pasó por el Atlético de Madrid, y, ya fuera del entramado de Mendes, el jugador alemán Mesut Özil.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles