El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Punto final a una negociación que jamás fue tal. La familia Al-Thani anunció ayer oficialmente que no tiene intención de vender el Málaga CF, pese a que en las últimas semanas un grupo inversor chino representado por la agencia Double-Edged Sports puso 30 millones de euros encima de la mesa para hacerse con el club. De hecho, el jeque catarí incluso se habría comprometido a reactivar las inversiones que frenó en 2012 para armar nuevamente un equipo competitivo.

“El Málaga CF no se venderá. Continuaremos con un proyecto con el que estamos muy ilusionados. Malaguistas, sois lo más importante”, escribió ayer en Twitter Nasser Al-Thani, hijo del máximo accionista del club y que recientemente fue promovido a la vicepresidencia, con funciones de consejero delegado. Su nombramiento se produjo tras el cese del jordano Moayad Shatat como vicepresidente de la entidad, pero también de NAS Group, el holding familiar de los Al Thani a través del que se canalizaban sus distintos negocios.

Nasser Bin Abdullah Al Thani

Nasser Bin Abdullah Al Thani, vicepresidente y consejero delegado del Málaga CF.

“Llegué en momentos muy complicados, y hoy me marcho con la satisfacción y convicción de haberme entregado en cuerpo y alma al Málaga CF”, indicó Shatat en su despedida. En la ciudad de la Costa del Sol circula la teoría de que él era el principal valedor de la idea de vender el club de Primera División si llegaba una buena oferta, planteamiento que choca con los intereses de los propietarios.

Se desconoce la realidad económica del club, ya que es de los pocos que aún no ha hecho públicas sus cuentas como le exige la Ley de Transparencia. Sin embargo, en un comunicado emitido ayer se asegura que el Málaga CF “mantendrá el plan de pago establecido tanto con respecto al proceso concursal como a sus acreedores”, tarea para la que contará con el actual director general, Vicente Casado, y con la asesoría de Daniel Pastor, como miembro único de la comisión de seguimiento y control.

En paralelo a una posible nueva inyección de capital, la entidad sí ha confirmado que “seguirá trabajando en la búsqueda de diferentes vías y fórmulas que permitan aumentar el volumen de ingresos del club y reforzará la campaña de abonos para que los seguidores malaguistas continúen acompañando a su equipo una temporada más”.

El Málaga CF firmó en 2011 un acuerdo con la Unesco que trataba de emular la fórmula con la que el FC Barcelona anunció a Unicef durante varias temporadas. Por aquellas fechas resultaba complicado encontrar patrocinadores, y el jeque Abdullah Al-Thani vio una gran ocasión de lograr notoriedad mediática con aquel patrocinio por el que el club andaluz ha estado pagando 1,5 millones por temporada. Sin embargo, este verano vence el contrato y la entidad no tiene ninguna intención de renovarlo; es más, ya ha iniciado la búsqueda de socios comerciales en China.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles