El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén Joan Laporta ha lanzado hoy el primer bombazo de la campaña electoral con el anuncio de que Eric Abidal será el nuevo secretario técnico del FC Barcelona si él alcanza la presidencia del club otra vez. Pero el expresidente blaugrana acude a la precampaña electoral consciente de que dos de los flancos que mejor deberá defender no afectan al área deportiva, sino que son el político y el económico.

Sobre el primer punto, ha enfatizado en su primer encuentro con la prensa que su proyecto será “desacomplejadamente catalanista y compromiso con el proceso [soberanista]“. Sobre el segundo, ha recordado que un juez avaló su gestión y lanzó nuevas propuestas de control. Laporta, que dirigió el club entre 2003 y 2010, ha propuesto que el club actúe como las compañías que cotizan en Bolsa y cada trimestre haga públicos sus resultados económicos, de manera que pueda haber una mayor supervisión por parte de los socios.

“La tecnología no lo permitía hacer antes con fiabilidad”, ha alegado. Sobre las posibilidades que ofrece el mundo digital, el precandidato ha avanzado que promoverá la creación de “foros de participación permanentes de socios”, como por ejemplo para escoger la equipación de cada temporada a partir de varias propuestas que, previsiblemente, realice Nike.

Abi Laporta 600

Joan Laporta ha presentado a Eric Abidal como su secretario técnico en caso de ganar las elecciones.

Arropado por algunos de los directivos que le acompañaron en su anterior mandato y que volverán a repetir, Laporta ha asegurado que una de las primeras medidas que tomará si gana las elecciones es retirar el recurso que presentó la junta que entonces ya presidía Josep Maria Bartomeu por la sentencia del Juzgado de Primera Instancia sobre la acción de responsabilidad. El juez declaró que no había lugar a exigir ninguna indemnización a Laporta y su última junta, al entender que su mandato no se cerró con pérdidas de 47,4 millones como defendían los nuevos gestores, sino con un beneficio de 4,1 millones.

“La sentencia era importante para nosotros; estamos limpios”, ha celebrado Laporta. No obstante, cabe recordar que el único motivo por el que el cálculo de su mandato aflora beneficios es porque el juez decidió no tener en cuenta la provisión por litigios con Sogecable, que ascendía a 37 millones, al no quedar “debidamente justificado qué exacto impacto o repercusión” tuvieron los acuerdos posteriores entre el club y la compañía de comunicación para poner fin a las demandas.

El expolítico ha aprovechado las preguntas para recordar que son los dos últimos expresidentes, Sandro Rosell y Josep Maria Bartomeu, los que están siendo procesados por diversos delitos, entre ellos el de fraude fiscal y el de estafa, en el fichaje de Neymar. En otro dardo hacia el que será su gran adversario en estos comicios, Laporta ha recordado que “ellos son los de Qatar y nosotros los de Unicef“, en referencia al polémico patrocinio con el emirato y su intención de recuperar el logo de la organización de ayuda humanitaria al pecho de la camiseta si es posible.

Consciente de que en realidad sería inviable renunciar a la opción de, al menos, seguir ingresando 30 millones de euros por el patrocinio principal, Laporta ha abierto la puerta a buscar una fórmula por la que una marca esté dispuesta a pagar porque Unicef siga siendo el logo destacado en la camiseta o, en última instancia, buscar una alternativa a Qatar Airways.

La aerolínea ha puesto encima de la mesa una oferta de renovación que rondaría los 60 millones de euros anuales a partir de la temporada 2016-2017, una propuesta que según Bartomeu ninguna otra marca comercial está dispuesta a igualar tras el trabajo de campo realizado por IMG. “Lo que genera el Barça permite tener varias opciones; sin ponerme mucho ya he visto varias propuestas, así que o trabajan mal o hay algo que no explican”, ha opinado Laporta.

Menos combativo se ha mostrado el expresidente blaugrana a la hora de hablar sobre el Espai Barça, proyecto inmobiliario para remodelar el Camp Nou esencialmente que se ha presupuestado en 600 millones de euros. Laporta ha dicho que lo primero que haría sería reunirse con la nueva alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, para encajar los intereses del club con los de la ciudad y, a partir de ahí, hacer los cambios pertinentes y volver a someterlo a votación de los socios. “Es un proyecto muy importante”, ha recordado.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Mateu Alemany

Director general del Valencia CF

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Todos los perfiles