El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 David Beckham está un poco más cerca de dar un impulso definitivo a la franquicia que quiere poner en marcha en la Major League Soccer (MLS). El exfutbolista y el grupo de inversores que le acompañan ha alcanzado un principio de acuerdo con el alcalde de Miami, Tomás Regalado, para iniciar la construcción de un nuevo estadio en la ciudad.

La intención de Beckham pasa por financiar sin recursos públicos la construcción de un estadio con capacidad para unos 25.000 espectadores. La ubicación escogida está cerca de Marlins Park, el estadio del equipo de béisbol de los Miami Marlins situado en el centro de la ciudad. “Podemos encajar un estadio perfectamente sin tener que hacer grandes movimientos de las calles o las avenidas del entorno”, ha asegurado a Miami Herald  el empresario boliviano Marcelo Claure, socio del proyecto para crear una franquicia de la MLS y que ya lo intentó en el pasado de la mano del FC Barcelona.

Beckham Claure Miami MLS

El empresario Marcelo Claure, socio de David Beckham para lanzar esta franquicia de la MLS.

Los propietarios de este nuevo proyecto han querido calmar a la ciudadanía asegurando que no utilizarán ni un solo dólar de sus impuestos para afrontar unas obras estimadas en 250 millones de dólares. Se trata de una importante inversión, pero que confían en amortizar con el derecho a disputar la MLS durante al menos una década y con una previsión de que los ingresos de la competición crecerán de forma exponencial durante los próximos años.

En diez años la MLS ha logrado atar a 13 nuevos equipos para la competición, que tiene serias aspiraciones de convertirse en uno de los deportes más seguidos del país. Este año ya han debutado el New York City (controlado por el Manchester City y los Yankees de béisbol) y el Orlando City. En 2017 lo harán el Atlanta Team y Los Ángeles FC, mientras que para 2018 ya se ha confirmado a Minnesota y Miami podría ser el siguiente, si asegura que en 18 meses tendrá listo el nuevo estadio.

El interés de Beckham por tener su propio equipo en la MLS no es algo reciente, sino que es algo que ya pactó en 2007 cuando fichó por los LA Galaxy. Entonces, una competición que aún apenas tenía notoriedad pública le ofreció la opción de adquirir los derechos de tener una franquicia por 25 millones de dólares.

Visto en perspectiva, fue un negocio redondo para el exjugador de Manchester United y Real Madrid, ya que el canon de entrada se ha incrementado en los últimos años ante el atractivo de la competición con la captación de grandes estrellas de Europa y la entrada de grandes inversores.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles