El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 El Elche CF no sólo deberá confeccionar una plantilla de bajo coste para afrontar su regreso a Segunda División tras ser descendido por sus incumplimientos económicos. El club ilicitano, declarado en concurso de acreedores con un pasivo cercano a los 38 millones de euros, ya ha anunciado que próximamente presentará un expediente de regulación de empleo (ERE) para reducir en un tercio su actual plantilla, formada por un centenar de personas.

Juan Pascual, dueño del grupo de supermercados El Árbol y responsable del área de recursos humanos y economía del grupo de trabajo que dirige el club, avanzó ayer que en una semana tendrán lista toda la documentación. El administrador concursal tendrá la última palabra, ya que las indemnizaciones que no se abonen por problemas de liquidez se sumarán al dinero que debe renegociarse en el marco de este proceso judicial.

El Elche CF, aún con José Sepulcre como presidente, llegó a tener en nómina a un total de 150 trabajadores. Ya el pasado 2 de junio, cuando Juan Anguix accedió a la presidencia prometiendo una ampliación de capital de 14 millones de euros, se decidió no renovar a 50 personas cuyo contrato finalizaba. Aquella medida supuso un ahorro mensual de 70.000 euros en nóminas, que ahora se quiere elevar con el nuevo ajuste de dimensiones similares.

“Es necesario rebajar alrededor de un tercio de personal y reducir sueldos”, indicó Pascual, dando a entender que quien siga en el Elche CF deberá asumir una bajada de salarios. Los miembros del primer equipo, que se cuentan entre ese centenar de empleados, han sido los primeros damnificados, ya que a priori el club no podrá pagar mucho más del salario mínimo de la categoría, fijado en unos 64.500 euros por temporada.

Pascual considera que la estructura de la entidad estaba “sobredimensionada en los últimos años”, y aboga por un modelo de club mucho más austero. Uno de los ejemplos que quieren seguir es el de la Ponferradina, que “es un club con una estructura ideal para esta categoría”.

El Real Zaragoza trató a principios de año aplicar un ERE para extinguir el contrato de 193 trabajadores, medida que la Justicia tumbó al considerar que el club maño no justificó suficientemente que la externalización de tareas como el control del acceso al estadio o la seguridad del mismo mejorara la gestión. Se trata de personal fijo discontinuo que en otros clubes no están en nómina, pero que en este caso sí. Al final se optó por rebajar la masa salarial con varios despidos individuales.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles