El diario económico
del negocio del deporte

M.M.A. No hay alternativa posible. Pese a que Josep Maria Bartomeu aseguró en campaña electoral que existían compañías en disposición de relevar a Qatar Airways como patrocinador principal, el presidente del FC Barcelona ha admitido hoy antes los socios compromisarios que “tenemos la obligación de seguir negociando” con la aerolínea y ha cerrado la puerta a que en una próxima asamblea extraordinaria presente una propuesta que no sea la del emirato.

Bartomeu viajó de urgencia esta semana sin éxito a Doha para cerrar un acuerdo definitivo con la aerolínea, ya que el dirigente quería mejorar el preacuerdo que se había alcanzado en junio: 240 millones de euros por cuatro temporadas, a razón de un signing bonus de 15 millones de euros y un pago medio de 56 millones durante cada una de las campañas. Ello suponía prácticamente duplicar los ingresos que se obtenían hasta ahora por este concepto, que rondan los 35 millones anuales con primas.

A preguntas de los compromisarios, el máximo responsable de la entidad blaugrana ha desvelado que las bases sobre la que trabajan es que se asegure un cobro mínimo anual de 65 millones de euros, lo que permitiría igualar el importe del acuerdo entre el Manchester United y Chevrolet. Además, Bartomeu le exige a la aerolínea un mínimo de tres años de contrato y la liberación de la ropa de entrenamiento, dos aspectos que en el preacuerdo negociado por el ex vicepresidente económico Javier Faus ya se estableció.

Esta actitud no habría gustado a Qatar Airways, que, pese a proponer una mejora sustancial del patrocinio existente, pasaba de socio de referencia y exclusivo a ser un postor más en una subasta que, a la hora de la verdad, ha quedado desierta. Incluso Botemanía, con el que se especuló un gran acuerdo para el patrocinio de la ropa de entrenamiento que liberaba la aerolínea, ahora parece estar desaparecida.

Por ello, el presidente ha querido hoy ensalzar a la aerolínea: “Debemos estar agradecidos de su apoyo y contribución, de la misma manera que ellos lo están por el prestigio y la difusió que el Barça les da”, ha indicado. Además, ha lanzado un guiño público a Qatar Airways asegurando que “tenemos la obligación de seguir negociando. Los puentes siguen tendidos y la voluntad de diálogo se mantiene”.

Nuevamente, el argumento de la actual junta directiva para justificar la vinculación con un país que suscita cierta polémica entre los socios será la competencia: Bartomeu ha recordado que el Barça se encuentra en un “entorno muy competitivo y hostil”, en el que surgen “magnates, jeques y fondos de inversión que disponen de cuantía casi ilimitada para invertir”. En cambio, el Barça sigue siendo de los socios, cuyas cuotas sólo suponen un 3% de la facturación, por lo que “cada vez es más difícil” alcanzar la excelencia deportiva si no se buscan aliados como Qatar Airways.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles