El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Apmae no quiere vender y, al igual que Genética Perica, su intención es permanecer en el accionariado del RCD Espanyol “como asociación democrática que represente realmente los intereses de los pequeños accionistas”. En este sentido, y pese a las mareantes ofertas económicas que hay encima de la mesa, la asociación de minoritarios, que en la última junta representó a un 3% del capital, “no piensa vender sus acciones”.

Su pronunciamiento llega en una semana marcada por el desembarco del grupo chino Rastar en el club, tras asegurarse la compra de un mínimo del 45,1% de la entidad con la condición de alcanzar al menos un 50,1%. Para lograrlo, ha preparado hasta 17 millones de euros para la compra de acciones, por las que ofrece 78 euros. Ello supone una prima de emisión próxima al 30% respecto al valor nominal de 60,1 euros, pero el nuevo inversor se ha topado con que Genética Perica, plataforma encabezada por el exvicepresidente Sergio Oliveró, quiere frenarle los pies y ofrece 80 euros por título a todo aquel que quiera vender.

De cumplirse todos los acuerdos de la venta, Rastar invertirá hasta 45 millones de euros en el Espanyol, de los que ya ha adelantado 12 millones a través de un préstamo para liquidar deudas pendientes con Hacienda y disponer de liquidez en estos meses del año. En este sentido, Apmae reclama que en la próxima junta de accionistas “explique de forma más detallada” los objetivos de esta inversión, pero especialmente “las condiciones del préstamo” y cómo se pretende hacer frente al resto de deudas que arrastra el club por la construcción del estadio de Cornellà-El Prat.

 

Uno de los principales riesgos es el de la capitalización de los préstamos que se vayan concediendo al club, una fórmula a la que ha recurrido Peter Lim en el Valencia CF para reforzar su posición de dominio en el accionariado. Apmae pregunta cómo se articularía una hipotética ampliación de capital, ya que en el caso del conjunto ché los minoritarios deberán aportar unos 42 millones si no quieren ver diluida su participación.

En cualquier caso, los minoritarios admiten que acogen este nuevo panorama “con una mezcla de ilusión, cautela y esperanza”, ya que si bien es cierto que se cede el control del club a una persona ajena al movimiento blanquiazul, no lo es menos que su aportación de dinero permitiría poner fin a una serie de problemas económicos que “amenazaba con un posible descenso administrativo”.

Las fuentes consultadas por Palco23 indican que muy difícilmente podrá llegarse a la junta de accionistas del 22 de diciembre con todos estos interrogantes resueltos. El Consejo Superior de Deportes (CSD) aún debe autorizar el relevo en el accionariado y, para formalizarse la venta, Rastar debe asegurarse antes que controlará al menos un 50,01% del capital. El plazo para resolver todas estas cuestiones que se ha dado es de cinco meses, período en el que los expresidentes Daniel Sánchez Llibre y Ramón Condal deberán buscar accionistas de peso dispuestos a vender.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Mateu Alemany

Director general del Valencia CF

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Todos los perfiles