El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 El Atlético de Madrid podría encontrarse con una nueva traba en el proyecto para financiar la construcción del nuevo estadio. La asociación de pequeños accionistas Señales de Humo se ha aliado con 54 diputados de Podemos y otras organizaciones sociales para recurrir ante el Tribunal Constitucional (TC) la reforma legislativa aprobada por la Asamblea de Madrid para poner fin a las normas que impedirían rentabilizar los terrenos donde hoy se levanta el Vicente Calderón.

En concreto, la modificación de la Ley del Suelo elimina la limitación de cuatro alturas a las nuevas construcciones en la región. En 2013 ya lo intentó el Ejecutivo que entonces presidía Esperanza Aguirre, al establecer que la limitación de cuatro alturas que fija una ley de 2007 no sería aplicable a las parcelas que estuvieran clasificadas como urbanas “antes de la entrada en vigor de la ley [2007], ni a las futuras modificaciones o revisiones de planeamiento que se tramiten sobre el mismo ni a los instrumentos de planeamiento de desarrollo que lo afecten”.

Sin embargo, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) consideró que el proyecto rojiblanco no podía considerarse previo, de ahí que rechazara su argumentación y que la reforma de Ciudadanos y PP sí dé a priori cobertura legal. No obstante, la forma en que se ha realizado es inconstitucional a ojo de las asociaciones mencionadas, que también tienen en al apoyo de Ecologistas en Acción, Asociación Vecinal Pasillo Verde-Imperial y Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM).

El apoyo de Podemos ha sido clave para llegar al Alto Tribunal, ya que los colectivos sociales no pueden recurrir ante este estamento. “Este recurso de inconstitucionalidad es el único medio que como ciudadanos nos quedaba después de que los promotores de la norma, el Grupo de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, y su apoyo para aprobarla, el Grupo Popular, hicieran caso omiso a las reclamaciones ciudadanas y aprobaran la Ley el pasado mes de diciembre”, aseguran los promotores.

“La operación implica la asunción de riesgos financieros que ponen en peligro la viabilidad del club y todo ello para ir a un estadio en la otra punta de la ciudad y cuyo entorno no cuenta con la infraestructura necesaria para la afluencia de gente y vehículos en días de partido”, defiende Señales de Humo, que desde el primer momento se ha posicionado en contra de un proyecto que ha obligado al Atleti a solicitar un préstamo de 160 millones de euros a Inbursa, banco del magnate mexicano Carlos Slim, ante la decisión de FCC, constructora que controla, de renunciar a la fórmula de cobro que se acordó en su día: quedarse con los aprovechamientos urbanísticos de los terrenos Mahou-Calderón, ante la caída del negocio inmobiliario respecto al momento en el que se trazó el plan.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Mateu Alemany

Director general del Valencia CF

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Todos los perfiles