El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Florentino Pérez está a punto de desbloquear el último escollo que le queda para que bajo su presidencia se impulse la reforma del Santiago Bernabéu. La alcaldesa, Manuela Carmena, ha anunciado hoy que la negociación con el Real Madrid va “extraordinariamente bien” y ya “se ha llegado a un acuerdo que simplemente hay que cerrar”. Un pacto que pondrá fin a un año en el que desde el club se ha tenido que reformular el proyecto para cumplir varias sentencias judiciales.

Aunque todavía no se han desvelado los detalles de la nueva reforma que plantea el Madrid, la primera edil de la capital española ha adelantado que se permitirá a la entidad blanca que, a cambio de renunciar a ampliar sus dominios con el aparcamiento del Paseo de la Castellana pueda crecer hacia la plaza Sagrados Corazones. En otras palabras, cambiar el uso del centro comercial La Esquina del Bernabéu para que pueda albergar el hotel que se quería levantar junto a una de las principales avenidas de Madrid.

Ahora bien, la gran incógnita es cómo se reorganizará la oferta comercial que también se quería incluir en el marco de un proyecto de 400 millones de euros. Ya que, de reconvertir el centro comercial en hotel completamente se perderían lo casi 6.000 metros cuadrados que tiene para este fin, porque desde el consistorio han dejado claro que no permitirán al club ganar más metros cuadrados de los que tiene actualmente.

En cuanto al proyecto del Atlético de Madrid, Carmena ha señalado que también podrán presentar en un par de semanas un acuerdo de calado, ya que resolverá la Operación Calderón, que debe permitir generar unas plusvalías de 170 millones al equipo rojiblanco para pagar las obras de La Peineta; la negociación sobre el precio para que se hagan con la propiedad del estadio, y el posible uso del Centro Acuático.

Los problemas no han sido menores en este sentido, con la implicación de distintas administraciones y colectivos que rechazaban la fórmula con la que el Atleti quería conseguir financiar su nuevo hogar. Finalmente, el club recompró a FCC los aprovechamientos urbanísticos y asumió directamente la financiación de las obras de La Peineta, gracias a un préstamo de Carlos Slim, a su vez máximo accionista de la constructora.

En paralelo, se puso a trabajar con el consistorio y la Asamblea de Madrid para desarrollar un nuevo plan urbanístico que convenza a los políticos, pero también resuelva las trabas judiciales con las que se ha ido encontrando. En un primer momento, la compañía pretendía construir una 2.000 viviendas en los terrenos que actualmente ocupa el estadio Vicente Calderón y una antigua fábrica de Mahou, con  dos rascacielos de 36 pisos y otros ocho bloques de hasta 22 alturas.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Mateu Alemany

Director general del Valencia CF

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Todos los perfiles