El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén Nueva etapa en el Granada CF. El club nazarí ha hecho oficial hoy el traspaso de poderes entre Gino Pozzo, máximo accionista en los últimos años, y Jiang Lizhang, cara visible del grupo chino que se ha hecho con el 99% de la entidad por unos 37 millones de euros. “Nuestro objetivo es potenciar todas las áreas del club para seguir haciendo nuestra propia historia en la liga y poner todos los medios para que la entidad llegue lo más lejos posible”, ha añadido el nuevo presidente.

Para conseguirlo, el máximo accionista ha escogido Sergi Vieta, procedente de Mediapro y hasta ahora responsable de la LFP World Challenge, que asumirá la dirección general esta misma semana. Su fichaje también facilitará las relaciones institucionales, tanto con La Liga como con la Administración, a la que ya se ha tendido la mano: “Queremos trabajar codo con codo con las instituciones públicas: ayuntamiento, Diputación y la Junta de Andalucía para desarrollar proyectos sociales”, ha añadido Lizhang.

Granada Jian Lizhang Gino Pozzo 650

Jiang Lizhang junto a Gino Pozzo, tras sellar finalmente la venta del Granada CF.

Este tipo de iniciativas son las que deben ayudar al club a aumentar su masa social, clave para la generación de ingresos. En este sentido, y más allá de “consolidar el equipo en Primera División” y” construir un proyecto deportivo sólido para el fútbol formativo”, la nueva propiedad pretende “dotar al club de los mejores recursos y potenciar los diferentes departamentos del club: marketing, comercial, comunicación y digital para impulsar la imagen y la marca del club en España, en China y sobre todo en Granada y en Andalucía”.

El punto de partido a nivel económico es bueno, con una cuenta de resultados positivos y una estructura de deuda controlable. Lo que está por ver es si se cambiará el actual modelo de negocio, en el que los beneficios se lograban sobre todo gracias a los movimientos de jugadores que la familia Pozzo realizaba entre los clubes que controla. En este punto, cabe recordar que Lizhang selló recientemente una alianza con el propio Pozzo y con Media Base Sports (MBS), que ha intermediado en la venta, para hacer negocios conjuntos en la industria del fútbol.

Pese a sólo quedarse un tercio de los beneficios por estas transacciones (la propiedad se compartía con el dueño), su beneficio neto se disparó en la campaña 2014-2015, hasta los 2,12 millones de euros, cifra que multiplica por diez el resultado de la temporada previa y le aleja de las pérdidas de la 2012-2013, como adelantó este diario.

De no ser por este tipo de operaciones y los beneficios que aún así genera para el club nazarí, el último ejercicio se habría saldado con pérdidas importantes. “Si bien los ingresos esperados en algunos conceptos han bajado, se ha podido paliar este hecho con los ingresos por traspasos de jugadores y patrocinios que han sido muy superiores a los que se podían esperar”, explican en la memoria.

 

En total, la cifra de negocio ordinaria subió un 6%, hasta los 28,7 millones, que se vio compaginada con “la contención en los gastos generales y amortizaciones” que “también han ayudado a conseguir este resultado tan positivo”, según se recoge en la memoria.

Esta manera de proceder también se aprecia en la estructura del pasivo. En términos brutos, se debían 33 millones a clubes deportivos (también le debían 31 millones por este motivo), 18 millones asociados a operaciones con fondos de inversión y en torno a 3,5 de deuda concursal. Los saldos pendientes con la Administración se situaban en 3,8  millones. La deuda financiera neta del Granada CF, que en 2011 logró un balón de oxígeno importante al conseguir quitas del 50% en parte de su deuda tras superar el concurso de acreedores, se situaba en 17,9 millones.

Este escenario contable es el que ha llevado a Lizhang ha agradecer el trabajo de Pozzo, pero también del ya expresidente Quique Pina. “Queremos agradecer el trabajo realizado por Gino Pozzo, en lo que ha sido una gestión brillante tras llevar al club de Segunda B a Primera División. Y también a Quique Pina, por su dedicación y trabajo para dejar al Granada lo más alto posible todos estos años”, han explicado.

La relación que ha mantenido la familia Pozzo con el Granada CF se remonta al verano de 2009 cuando el equipo competía en Segunda B. El Granada regresó en 2011 a Primera División después de 35 años. “Tras completar estas cinco temporadas en la máxima categoría y tras haber dotado al club de estabilidad deportiva y económica, la familia Pozzo ha decidido concluir su proyecto”, han argumentado.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Mateu Alemany

Director general del Valencia CF

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Todos los perfiles