El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Los accionistas del CE Sabadell aprobaron ayer en una junta extraordinaria de accionistas la solicitud del concurso de acreedores. El objetivo de la entidad, que milita en Segunda División B, es poder renegociar la deuda existente con la Agencia Tributaria, que alcanza el millón de euros.

“Es la única manera de que Hacienda se avenga a negociar unos aplazamientos”, defendió ayer en su intervención el actual presidente, Antoni Reguant. “Nosotros le plantearemos un plan de viabilidad”, añadió, ante la evidencia de que la actual generación de ingresos obligará al consejo de administración y al administrador concursal a elaborar un plan de pagos creíble, en función de la categoría en la que se milite.

Porque precisamente ese es el motivo por el que no pudo cumplirse el anterior convenio. “En marzo de 2015 negociamos pagar el millón que faltaba en ocho cuotas trimestrales de 135.000 euros, pero sólo pudimos hacer frente a las dos primeras porque el descenso a Segunda B cambió el escenario”, desveló ayer.

A favor del club arlequinado juega que la Seguridad Social y Banco Sabadell sí que han aceptado renegociar el calendario de vencimientos hasta 2020 de sus deudas, que ascienden a 500.000 euros y 400.000 euros, respectivamente. Además, también podrían exhibir el compromiso de sus nuevos accionistas si finalmente se concreta la operación, por la que directivos de la distribuidora de Hummel en España se harían con la mayoría del accionariado, que actualmente está en manos de la constructora Viacron, a la que se deben 2,5 millones.

Por el momento, según se apuntó ayer a los socios minoritarios, el rol de la marca deportiva se está limitando a asumir “la gestión comercial y de marketing del club a cambio de una comisión con el compromiso de garantizar el club unos ingresos mínimos explotando el nombre, la marca, el escudo, etcétera”.

Su entrada aún no se ha formalizado, pero en el consejo ya se han empezado a producir los primeros cambios. En la junta de ayer se aprobó el cese como consejeros del periodista Axel Torres, el abogado Marco Remolà y el ex jugador Lino Gutiérrez, Junto a ellos, también abandona el cargo de preisdente el japonés Keisuke Sakamoto, que adquirió el 64,95% del club en 2012 tras aportar 2,5 millones de euros y que hace un año ya anunció su salida. Sin embargo, seguirá por el momento como consejero.

La no recuperación de una plaza en la actual Liga 1|2|3 , según explicó el club en junio, provocará que el presupuesto para el actual ejercicio se sitúe en 1,2 millones de euros aproximadamente, frente a los 1,7 millones del año anterior, mientras que cuando militaron en Segunda manejaban un presupuesto de algo más de cuatro millones de euros, que facilitaba poder ir cumpliendo algunos pagos. Ahora, la televisión, apenas supone unos 30.000 euros, por los 400.000 euros de patrocinios y los 300.000 euros aproximadamente de los socios.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles