El diario económico
del negocio del deporte

M.M.A. Fuerte mejora del negocio, pero aún así un abultado resultado negativo. Es el resumen de las cuentas del Inter de Milán, que en la temporada 2015-2016 facturó un 21,6% más, hasta 241,4 millones de euros. Y, pese a ello, esta evolución sólo sirvió para que los números rojos se redujeran de 140,4 millones a 59,6 millones de euros. No obstante, aseguran haber cumplido con los acuerdos de la Uefa, de registrar un “déficit ajustado” inferior a 30 millones.

Michael Bolingbroke, consejero delegado del club, ha asegurado que estos resultados “muestran que estamos firmemente en línea con el plan de negocio a largo plazo”. Además, ha recordado en junta de accionistas, que en el volumen de ingresos presentado no se incluyen los pagos que le debería haber realizado la Uefa por su participación en competiciones continentales, ya que entre las sanciones de la organización se incluía la restricción de su acceso a estos premios.

El mayor aumento del negocio se dio con la venta de patrocinios y otras alianzas, que subió un 20,7%, hasta 45 millones de euros, tras la renovación con Pirelli. La venta de entradas y toda la actividad vinculada al día de partido registró un alza del 18,5% y 22,1 millones de euros, mientras que el resto de actividades, donde acostumbra a incluirse el hospitality y otros atípicos, avanzó un 17,1%, hasta 28 millones. Más moderado fue el avance en la venta de productos oficiales, con 2,1 millones (+6,7%), y en las retransmisiones, con 89,6 millones de euros (+0,5%).

“Tenemos un plan de negocio a cinco años que es sólido”, ha insistido el primer ejecutivo del club, que este año ha sido adquirido por el grupo chino Suning. Sobre el mismo, ha indicado que “nos beneficiaremos de mayores oportunidades para el desarrollo y crecimiento de la marca del Inter fuera de Italia”, en especial en China y el resto de Asia.

El objetivo es alcanzar una cuenta estable que les permita dejar de tener que desprenderse de sus estrellas. En 2015-2016, el club dobló sus ingresos por este concepto, al pasar de 27,5 millones a 54,6 millones de euros, lo que equivale a casi una cuarta parte de toda su cifra de negocio.

A finales de junio, el grupo chino de distribución formalizó la compra del Inter mediante una ampliación de capital en la que inyectó 142 millones de euros, que elevaron su peso en el accionariado al 68,55%. Previamente, había pagado 128 millones por todas las acciones de Massimo Moratti (29,49%) y parte de las de Erik Thohir, que bajó del 70% al 31,5% y sigue de presidente. El 0,4% restante estará en manos de minoritarios.

La operación supone valorar el 100% de la entidad en unos 397 millones de euros. Además, el nuevo propietario ha concedido una línea de crédito por valor de 100 millones, que ayudará a resolver los problemas de tesorería y facilitar que la dirección pueda acceder al mercado de fichajes con garantías.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles