El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 El Atlético de Madrid volverá a estar nuevamente por encima de los 250 millones de euros de facturación. El club aprobó ayer en junta de accionistas un presupuesto de 266,1 millones de euros para 2016-2017, lo que supone un ligero retroceso respecto a la última temporada, debido a que nunca se contempla llegar a la final de la Champions League como consiguieron. El beneficio neto, de cumplirse los pronósticos, se situará en 850.000 euros, el resultado más bajo de los últimos cinco años. También se aprobó la liquidación de las cuentas de 2015-2016 que, como ya adelantó Palco23, también suponían una caída de las ganancias, pese a facturarse un 33% más.

El plan, aprobado por el 99,77% del accionariado presente, contempla que la cifra de negocio baje ligeramente, de 218,9 millones a 217,8 millones de euros. No obstante, podría haber desviaciones positivas, como por ejemplo en el área de socios y abonados, donde por prudencia se ha fijado una recaudación ligeramente superior a la de hace un año (23,04 millones), pese a la tendencia alcista de 2012 en adelante.

 

Los ingresos por competición también bajan, de 87,6 millones a 64,1 millones, debido a que los clubs de élite sólo presupuestan llegar a cuartos de final de la Champions, aunque está por ver si la mejora en los pagos que finalmente ha prometido la Uefa ya para este año también permitirán reducir la caída pase lo que pase sobre el césped. En cuanto al área comercial, tras el adiós de Huawei y Azerbayán, que aparecían en la camiseta, la previsión es bajar un 10,7%, hasta 35,4 millones.

El resto de ingresos de explotación caerá un 54%, hasta 6,6 millones, mientras que las plusvalías por traspasos de futbolistas serán algo inferiores, al pasar de 44,1 millones a 37,9 millones de euros.

Pese a la caída de los ingresos, tanto recurrentes como extraordinarios, el Atleti ha decidido hacer un nuevo esfuerzo por mejorar salarios y evitar la fuga de sus principales jugadores. Los gastos de personal alcanzarán los 142 millones de euros en 2016-2017, el doble que en 2012-2013; de este importe, 127,7 millones corresponden a sueldos del área deportiva, principalmente el primer equipo. La amortización de inmovilizado, fruto de la inversión en jugadores, ha crecido al mismo ritmo y alcanzarán los 52,5 millones.

En un ejercicio marcado por los costes asociados al traslado de estadio, los gastos de explotación subirán un 13,7%, hasta 36 millones. En cambio, se reducirán los aprovisionamientos en un 10,3%, hasta 9,4 millones. Además, y por primera vez en cuatro años, los costes financieros bajarán y se situarán en 21,6 millones. Aún así, un importe elevado que volverá a comerse prácticamente todo el beneficio neto, ya que el resultado de explotación contemplado es de 22,45 millones de euros.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles