El diario económico
del negocio del deporte

Marc Menchén El fútbol español quiere ganarse nuevamente la confianza de los principales sectores económicos, y eso no sólo incluye a la banca. Uno de los grandes objetivos de La Liga en su conjunto es que las auditoras también vuelvan a ver una oportunidad en este sector, aunque por el momento sin demasiado éxito. Tan sólo EY parece estar realizando una apuesta decidida, con cuatro clientes en cartera tras adjudicarse la revisión de cuentas anual de la SD Eibar, según ha podido saber Palco23.

Con este nuevo proyecto, la firma que en España preside José Luis Perelli amplía la lista de equipos con los que trabaja en este ámbito, cubriendo un amplio espectro. El Real Madrid ha sido uno de sus clientes histórico de auditoría, mientras que entre finales de 2014 y principios de 2015 se lograron dos cuentas más de calado: el Valencia CF, tras asesorar a Meriton Holding en la compra del club, y el Sevilla FC, uno de los equipos que más ha crecido y se ha profesionalizado al ritmo de los títulos europeos.

Eibar Celebración Bernabeu 650

El Eibar disputaría competiciones europeas la próxima temporada si mantiene la séptima plaza.


 

Ahora, trabajarán con uno de los clubs más humildes de la Liga Santander, pero también al que en muchos foros se ha mostrado como ejemplo de profesionalización de una entidad deportiva. De hecho, es uno de los que tiene mejores índices de rentabilidad pese a tener uno de los presupuestos más bajos de la categoría, con un beneficio neto de 6,9 millones de euros en 2015-2016 sobre unos ingresos de 32 millones.

El cambio llega después del meteórico crecimiento de la entidad armera, que en seis años ha pasado de Segunda División B a Primera, y de manejar un presupuesto de unos 930.000 euros en 2011-2012 a una previsión de casi 49 millones de euros euros para 2016-2017. “La estructura de balance y de la cuenta de resultados ha cambiado de forma radical”, argumenta sobre el cambio la directora general del club, Patricia Rodríguez.

En este tiempo, también se ha producido la conversión de club social a sociedad anónima deportiva (SAD) para poder formar parte de La Liga, con los cambios a nivel de gestión que eso implica. Aquella operación exigió una ampliación de capital para la que se lograron inversores en sesenta países, dada la atomización que buscaban, y hoy nadie controla más del 8% del capital.

Y de ahí otro de los motivos de apostar por EY. “Entienden las particularidades y conocen muy bien el sector; además, son una firma global que da garantía a los inversores porque ya no es un auditor local que ellos no conocen”, añade la ejecutiva, que valora positivamente el cambio. “Va en consonancia con nuestro plan de internacionalización”, enfatiza.

La ejecutiva considera que muchas firmas están perdiendo importantes oportunidades de negocio por recelar de los equipos de fútbol, mientras “EY prueba que se adapta y evoluciona con la realidad del sector”. La Big Four, además de revisar las cuentas de estas cuatro organizaciones, también ha intermediado en algunas compraventas, como la del RCD Espanyol por parte del grupo chino Rastar.

 

¿Qué hacen el resto de Big Fours?

Por el contrario, sus grandes rivales en otros sectores apenas están apostando. Deloitte mantiene la cuenta del FC Barcelona y el club blaugrana no ha dado muestras de querer cambiar, aunque esta relación evidencia uno de los principales temores de estas firmas: la elevada exposición mediática a la que se ven expuestos y las críticas que pueden llegar a recibir por luchas internas entre grupos de socios o accionistas.

KPMG no audita a ningún club de la élite, aunque sí ha intervenido en algunas operaciones corporativas, como el desembarco de Robert Sarver en el RCD Mallorca tras el frustrado intento de adquirir el Levante UD. En la Premier League sí trabaja con varios clubs, mientras que a nivel global ha lanzado una unidad de deportes más enfocada a la consultoría.

PwC, por su parte, ha entrado en el fútbol español a través de La Liga, con el desarrollo de un sistema de rating con el que dar mayor credibilidad a los clubs ante la comunidad financiera, como adelantó Palco23. Además, y al mismo tiempo, se ha adjudicado la auditoría de las cuentas de la patronal, cuyo balance y cuenta de resultados también ha crecido de forma exponencial tras la centralización de los derechos audiovisuales.

BDO, por su parte, se ha hecho fuerte en la industria del deporte a través del Consejo Superior de Deportes (CSD), que le encargó la auditoría de cuentas alternativa de las federaciones deportivas y que ha evidenciado algunas irregularidades en las cuentas de la Real Federación Española de Fútbol (Rfef). Además, también ha participado en algunas operaciones corporativas.

El Atlético de Madrid, pese a ser el tercer equipo más importante, sigue confiando la revisión de sus estados financieros a Eudita, mientras que Auren ha logrado hacerse fuerte en Galicia, con la auditoría del Celta de Vigo y el Deportivo de la Coruña.

 

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles