El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Alejandro Agag empieza a ver confirmada su visión de que un Mundial de automovilismo con coches eléctricos no sólo podía tener sentido, sino que también sería rentable. El empresario, fundador de la Formula E junto a Enrique Bañuelos, prevé que la gestora del campeonato pueda entrar en beneficios a partir de la segunda mitad de la próxima temporada. En ese momento, plantearán a sus accionistas la salida a Bolsa, ya sea en Hong Kong o en Londres.

El salto al parqué se produciría apenas un año después de que Liberty Global y Discovery Communications inyectaran 50 millones de euros en la gestora de la Formula E, a cambio de participaciones que estarían por debajo del 50% pero que, en conjunto, les darían la mayoría accionarial.

“Estar en Bolsa nos permitirá además de ganar liquidez y la aplicación de ciertos métodos en los procesos, dar liquidez a todos los accionistas, pues hoy es un contenido de futuro. Los derechos deportivos se están disparando y hay un hueco muy importante en los próximos cinco o diez años para estos derechos”, asegura Agag en una entrevista con el diario Expansión. En la misma, asegura que tanto él como Bañuelos, ahora retirado del proyecto para abrir un macrocomplejo de juego y ocio en Tarragona, seguirán en el accionariado.

Formula E recurso 530

La Fórmula E ha contado con más de 150 millones de espectadores en todo el mundo.

Agag indica que una de las claves para lograr la entrada en números negros es la drástica reducción de los costes para la próxima temporada. El presupuesto fijado para la presente edición, que finalizará este fin de semana en Londres, se situó en 100 millones de euros, pero el objetivo es reducir hasta en un 50% la partida de gasto, una vez que ya han realizado la inversión inicial en la compra de infraestructuras necesarias para las carreras, como los muros de seguridad o las vallas publicitarias. El coste por carrera ronda los 10 millones de euros.

Este importe es asumido por la organización, que cuenta con la colaboración de los patrocinadores. Una de las últimas marcas en apuntarse a las carreras de coches eléctricos es Visa, que figurará como socio en la categoría de servicios de pago y ha aparecido en los soportes publicitarios de la carrera de Mónaco y, este fin de semana, también lo hará en la de Londres.

El sponsor global de la Formula E es el banco suizo de inversión Julius Baer por una cifra que está por debajo de los diez millones de euros por temporada. Antes, el principal socio comercial era BCN World, el proyecto de ocio y juego que promovía Bañuelos. Michelin, Renault, TAG Heuer, Qualcomm, DHL, CNBC y 1st Round Sports son los otros patrocinadores del torneo. Según Agag, todas estas marcas han logrado un retorno de la inversión de 200 millones de dólares (178 millones de euros) en impactos publicitarios.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Mateu Alemany

Director general del Valencia CF

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Todos los perfiles