El diario económico
del negocio del deporte

M.M.A. Los principales clubes europeos han realizado muchos esfuerzos durante los últimos quince años para crear una competición continental de nivel y no están dispuestos a tirar ese trabajo por los suelos. Los once equipos con licencia A, entre los que figuran FC Barcelona y Real Madrid, han remitido una carta a la Federación Internacional de Baloncesto (Fiba) en la que aparcan la idea de que sea este organismo el nuevo promotor de los torneos transnacionales.

“Estamos convencidos de que los clubes deben mantener la propiedad y el control de la competición y no queremos renunciar a ello”, reflexionan en una misiva enviada a Horacio Muratore, presidente de la Fiba. Efes Pilsen, Fenerbahce, Maccabi Tel Aviv, Olympiacos, Olimpia Milano, Panathinaikos, CSKA, Saski Baskonia y Zalgiris, junto a los otros dos equipos españoles mencionados, son los actuales propietarios de la Euroliga, sociedad que dirige Jordi Bertomeu.

“Los clubes no estamos dispuestos a renunciar [a la propiedad], ya que ha sido la clave para el crecimiento de las competiciones europeas de clubes en este periodo”, añaden. Este aviso se produce después de que la Fiba hubiera tanteado a algunos clubes para poner en marcha una nueva competición, con el atractivo de que el próximo año ya se elevarían los premios económicos en un 50% más respecto a la última temporada.

Esta cifra es muy superior a la que actualmente tiene comprometida la Euroliga con sus clubes propietarios, que tienen garantizado un incremento del 47,3% de sus ingresos en un plazo de tres años. Una de las novedades de cara a la próxima temporada en cuanto a la distribución de los ingresos será una mejora de los pagos por resultados deportivos, estableciéndose un premio de un millón de euros para el club que gane la Turkish Airlines Euroleague.

Los clubes están satisfechos con el trabajo de Bertomeu, de ahí que hayan pedido a la Fiba unos meses para analizar su propuesta. En este sentido, se han propuesto esperar a noviembre para retomar las negociaciones sobre cómo replantear la presencia del organismo federativo en Europa.

La irrupción de la Fiba se produce en un momento en el que la Euroliga está cerrando importantes acuerdos para dar un verdadero impulso a su negocio. Sólo en la última temporada se consiguió una cifra récord de audiencia acumulada, con 1,92 millones de espectadores y 75 cadenas de televisión retransmitiendo los partidos en 202 países.

El objetivo de la competición es incrementar un 15% la facturación del área de marketing en la campaña 2015-2016 y rebasar ampliamente los 20 millones de euros. La estimación de ingresos se ha realizado después de confirmarse la renovación como patrocinadores de la cervecera Efes Pilsener, la agencia de viajes turca Detur y el complejo deportivo y de ocio VTB Arena de Moscú.

Turkish Airlines es en la actualidad el principal socio de la competición, con un pago anual que ronda los siete millones de euros por temporada a cambio de dar nombre a la competición. Por debajo se sitúan los patrocinadores oficiales, como los antes mencionados y entre los que también están Adidas o Intersport, que pagan entre un millón y 1,5 millones. Además, este año se ha empezado a explorar la fórmula de los patrocinios regionales, con Citroën en España y Norilsk Nickel en Rusia.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles