El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Francia también está intentando poner en vereda a sus clubes de fútbol, pero con menos éxito del que se ha conseguido en España. Los clubes de la Ligue-1 cerrarán la temporada 2014-2015 con unas pérdidas operativas de 271 millones de euros, según la Dirección Nacional de Control de Gestión (DNCG), organismo creado para supervisar las finanzas de estos clubes. Si se incluyen los resultados de la Ligue-2, los números rojos antes de la contabilización de plusvalías por traspasos de jugadores serían de 310 millones.

Para entender la magnitud de este problema, cabe destacar que los clubes de Primera y Segunda División en España sólo habrían perdido 112 millones la campaña 2013-2014 sin tener en cuenta el impacto, positivo o negativo, de la venta de jugadores. Y es que, según datos de La Liga, en ese ejercicio se obtuvo un resultado antes de impuestos de 156,1 millones en conjunto, mientras que el valor de ingresos por traspasos fue de 268,3 millones. Es probable que esta cifra se haya aminorado a 30 de junio de 2015, gracias al control económico de la patronal.

 

Jean-Marc Mickeler, presidente de la DNCG, considera en una entrevista con Les Echos que “la situación es tensa” y que “lamentablemente no hay sorpresas”. Eso sí, celebra que las pérdidas globales de 310 millones entre ambas ligas son muy inferiores a los 410 millones de la campaña anterior, en un contexto donde los ingresos han sido inferiores y el “esfuerzo de control en la masa salarial” sólo ha permitido bajar los costes de 959 millones a 954 millones de euros.

Aunque el profesional no da nombres, asegura que otro de los elementos positivos es que en esta ocasión sólo cuatro clubes han sido forzados a aplicar medidas de ajuste, mientras que los recursos propios han mejorado en cien millones de euros. Al iniciarse la temporada 2012-2013, eran siete las entidades a las que se obligó a tomar decisiones correctoras por los desvíos presupuestarios.

De cara al futuro, Mickeler confía en que la renegociación del actual contrato de derechos de televisión permita elevar los fondos para la Ligue-1 y la Ligue-2 en más de 200 millones, al pasar de los 620 millones de euros actuales a unos 825 millones de euros a partir de la campaña 2016-2017. Este importe no va a parar íntegramente a los clubes, sino que hay determinados porcentajes que se reparten entre los sindicatos de jugadores y otras organizaciones, como sucede en España.

Este organismo también confía en que la renovación de los estadios que se ha puesto en marcha de cara a la Eurocopa de 2016, así como la celebración del propio torneo en el país, tengan un “efecto positivo” sobre este deporte y permitan un aumento de los ingresos comerciales de los clubes y la potenciación de su fútbol formativo.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles