El diario económico
del negocio del deporte

Marc Menchén El secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, recordaba en una reciente entrevista con Palco23 que en pocos años se había conseguido dejar atrás la llegada de falsos jeques para dar paso a la presencia de grandes inversores interesados en comprar un club español. En La Liga son conscientes del creciente interés por invertir en Primera División, y han decidido dar un paso más con la creación de su propio sistema de calificación de solvencia, al estilo de Moody’s, Standard & Poor’s o Fitch.

Así consta en la memoria anual de la temporada 2014-2015, a la que ha tenido acceso este diario, y en la que la patronal adelanta que “desarrollará un modelo de rating que permitirá ayudar a las entidades deportivas a orientar su gestión hacia un entorno que ayude a la toma de decisiones bajo criterios de solvencia y estabilidad financiera”. Su objetivo principal es proteger “su viabilidad y sostenibilidad a largo plazo con el fomento de una mayor disciplina y conciencia sobre sus finanzas”, pero también obtener una mayor información para potenciales nuevos accionistas.

En este sentido, la organización presidida por Javier Tebas recuerda que seguirá manteniendo el papel de interlocutor que ha venido ejerciendo en los últimos meses “con todos aquellos agentes que participan en los mercados financieros y que están interesados en el sector del fútbol profesional”. No hay que olvidar que el empresario estadounidense Robert Sarver, dueño de los Phoenix Suns de la NBA, se dirigió inicialmente a La Liga para sondear el mercado y, tras descartar el Getafe CF, tratar de adquirir sin éxito, el Levante UD.

Asamblea La Liga Septiembre 2015 650

La Liga informó en su última asamblea de todas estas medidas.

Por ahora se desconocen los criterios que se establecerán y qué consecuencias podría tener para aquellos clubes que obtengan el equivalente al bono basura. Eso sí, La Liga asegura que esta herramienta permitirá “calificar la solvencia de los clubes y SADs en base a una serie de indicadores de medición basados en los riesgos inherentes a este tipo de entidades y que pueden impactar en la capacidad de atender el servicio de sus deudas a corto y a largo plazo, y, por otro, proporcionar un dato homogeneizado para la comparación entre los mismos y que pueda servir de consulta”.

Y es que no hay que olvidar que la delicada situación en la que se encontraba el fútbol español hace sólo tres años y la disciplina que exigió el Gobierno para cumplir con un plan de saneamiento han dado un importante poder a La Liga. Y no sólo eso, sino que también ha acumulado un vasto conocimiento de la realidad de cada equipo de Primera y Segunda División, que en la última temporada ha ido a más con dos nuevas herramientas informáticas.

En los últimos meses se ha creado”una aplicación de Seguimiento de carga”, que básicamente permite al equipo de control económico que dirige Javier Gómez conocer qué ingresos tienen pignorados los equipos. La patronal justifica la obligación de conocer esta información por “la necesidad de mantener un estricto control sobre las cargas inscritas sobre los derechos de los que son titulares los distintos clubes y sociedades de La Liga así como las deudas que motivan dichas cargas”. Y no es baladí, ya que muchos de ellos tienen prácticamente entregados como garantías ante la banca y Hacienda sus derechos de televisión y cuotas de abonados.

Por último, este verano han invertido 67.500 euros para poder utilizar ya en el mercado de fichajes la herramienta informática Competiciones. Ésta también forma parte del plan de control económico y “facilita el proceso de inscripción y la recogida de información y profundiza en el conocimiento de los aspectos económicos de las plantillas deportivas así como el análisis histórico de las mismas”. En resumen, poder frenar directamente la inscripción de futbolistas si se rebasa el tope salarial permitido a cada entidad.

 

Resultado positivo con el plan de saneamiento

Todas estas medidas crearon cierto malestar entre algunos clubes, e incluso entre sectores de aficionados que no acaban de compartir que el fútbol se rija por criterios empresariales. Sin embargo, el estricto control que está ejerciendo la patronal junto al Consejo Superior de Deportes (CSD) se está demostrando válido para encauzar las finanzas de la competición. En dos años, la deuda contraída con la Agencia Tributaria se ha reducido a la mitad, al pasar de 650 millones al cierre de la temporada 2012-2013 a 317 millones a la conclusión de la 2014-2015, según un informe de la patronal.

Uno de los clubes que más ha contribuido a este descenso del pasivo con Hacienda es el Atlético de Madrid, que ha pasado de 180 millones a menos de 60 millones de euros. Junto al conjunto rojiblanco, Deportivo de la Coruña y RCD Espanyol son dos de los equipos que más deuda mantienen con el Fisco, ya que están por encima de los 40 millones. “Han hecho una reducción importante”, recordó en la presentación de dicho informe Fernando Puig, subdirector de Inspección del CSD.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles