El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén El calendario importa, sobre todo a la hora de comparar de un año a otro la asistencia a los estadios de la Liga BBVA. Sin ir más lejos, el número de espectadores que acudieron a un partido de Primera División se disparó un 17,2% en las cinco jornadas disputadas en enero, hasta los 1.418.613 asistentes, en gran medida por la mayor cantidad de encuentros de Real Madrid y FC Barcelona como locales, y especialmente por el duelo de este último contra el Atlético de Madrid en la pasada jornada.

Con 93.011 personas, es el evento con un mayor nivel de asistencia en lo que va de temporada, incluso por encima de El Clásico que se disputó en la primera vuelta. También es de destacar que son 11.000 personas más que las que acudieron a este mismo partido también en enero del año pasado, aunque la explicación podría estar en el horario: esta vez se jugó un sábado a las 16:00 horas, mientras que en la campaña 2014-2015 fue a las 21:00 horas de un domingo.

 

Blaugranas y madridistas copan los seis partidos con mejores datos de asistencia, aunque el Atleti también ha jugado un papel importante en términos de capacidad. Su duelo en el Camp Nou generó el porcentaje de lleno más alto de enero, con un 93,6%, mientras que la visita del Sevilla FC al Vicente Calderón reunió a 49.946 espectadores, un 91% del total. Se trata de la segunda mejor entrada del club rojiblanco, sólo superada por la del Real Madrid (94,6%) y el Barça (94,1%).

En la parte baja de la tabla, el Getafe CF sigue mostrándose como el equipo con menos capacidad de movilización respecto a su aforo, aunque al menos ha logrado mejorar su entrada media respecto a la primera vuelta, al pasar de 5.686 personas a 6.424 personas. Se trata de un crecimiento superior a los 700 aficionados de medio por encuentro, un alza que sólo han logrado conseguir con los datos de enero el Barça, Betis, Málaga y Las Palmas. Aunque en menor medida, también crecen Atleti, Athletic Club y Sporting de Gijón.

Volviendo al Coliseum Alfonso Pérez, su mejora viene motivada esencialmente por el partido frente al Athletic Club (9.431 personas, un 55,5%), ya que los encuentros contra Betis y Espanyol supusieron una entrada inferior al 40% y menos de 7.000 seguidores. Sólo hay un partido del primer mes del año que sufrió una asistencia tan baja en términos de capacidad: el Espanyol-Villarreal, con 16.251 personas (40,1%). En los tres casos, la hora en la que sonó el pitido inicial fueron las 18:15 horas.

En cuatro encuentros más el número de espectadores no cubría ni la mitad del aforo: dos del Levante UD, contra Las Palmas y Rayo Vallecano; el de la Real Sociedad contra el Betis, y el del Celta de Vigo contra el Atleti, aunque en este punto hay que recordar que la intensa lluvia de ese fin de semana provocó que muchos aficionados se quedaran en casa. En los otros ejemplos, un condicionante pudo ser el horario de las 22:05 horas en pleno invierno.

Por último aparece Ipurúa, que aparece a la cola de asistencia con menos de 5.500 seguidores en las gradas en los tres choques de enero frente a Málaga, Espanyol y Granada. Pese a ello, sus índices de ocupación está por encima del torneo gracias a las reducidas dimensiones de la infraestructura, ajustada a la masa social de la entidad armera pero que La Liga podría obligarle a ampliar para cumplir con los estatutos de la patronal.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles