El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Dado por hecho que las conversaciones se han roto, Fiba y Euroliga siguen moviéndose para disponer con el torneo más atractivo de Europa el próximo año. Mientras la segunda ha denunciado a la federación internacional ante la Comisión Europea (CE) por presionar a clubes y árbitros, la primera ha decidido abrir el foco e invitar a clubes de Oriente Medio y el Norte de África a las competiciones que estrenará la temporada que viene.

Tras un nuevo encuentro en París, se ha decidido que la Basketball Champions League sólo incluya equipos de las ligas europeas que se adhieran al proyecto. Sin embargo, para la Fiba Europe Cup, que sería el equivalente a la Eurocup de la Euroliga, se ha propuesto que pueda incluir a clubes de las dos regiones citadas alegando que forman parte del arco mediterráneo. Su inclusión, según explican en un comunicado, “está sujeta a requisitos de reglamentación, deportivos y de infraestructuras”.

En esta segunda copa también tendrían garantizada su presencia la mitad de los equipos que no logren pasar a la fase final del trofeo principal, que en un primer tramo contará con 32 entidades divididas en cuatro grupos y cuya participación se decidirá únicamente por criterios deportivos.

Uno de los elementos con los que la federación quiere seducir a las ligas que aún no han tomado una decisión, como la ACB en España, es el de participar en la propiedad. A diferencia del actual escenario, en el que la máxima competición continental pertenece a 16 equipos, Fiba propone quedarse un 50% de la nueva gestora de torneos que estará en Mies (Suiza) y que el 50% restante se reparta entre las ligas. A día de hoy, los países que ya han dado su bendición a la iniciativa son Italia, Francia, Grecia, Turquía, Lituania o Israel, entre otros.

En la comunicación posterior al encuentro, también se ha querido responder a las acusaciones de Euroliga, asegurando que “representantes de las ligas europeas hicieron hincapié en que su participación en la remodelación de las competiciones de clubes fue una elección libre, basándose únicamente en su interés”. En una declaración del todo voluntarista, insisten en que “el objetivo de reforzar las competiciones nacionales garantizando al mismo tiempo el desarrollo del baloncesto en todos los niveles a través de fuertes competiciones europeas de clubes organizados en principios deportivos sigue siendo la fuerza impulsora detrás de esta aventura única entre las ligas y federaciones”.

Ahora resta saber qué pasará con aquellas ligas en las que algunos de sus equipos decidan no sumarse al nuevo proyecto y continuar en la Euroliga, de la que algunos son propietarios. La empresa dirigida por Jordi Bertomeu ya se ha encargado de hacer más atractivo el negocio para sus participantes tras aliarse con IMG, que ha prometido generar 380 millones de euros en diez años, a través de la comercialización de todos los activos publicitarios y derechos de televisión. Esta cifra está por encima de la propuesta de la Fiba, que aseguraba 30 millones de euros a repartir entre los clubes y un modelo de cogestión.

 

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles