El diario económico
del negocio del deporte

G.G.R. Contraataque legal de la Fiba. La federación internacional de baloncesto ha presentado una denuncia contra la Euroliga como respuesta a la demanda que interpuso la compañía dirigida por Jordi Bertomeu en febrero, en la que les acusaba de presionar a clubes y árbitros para entrar en la nueva Basketball Champions League.

La Fiba argumenta en un comunicado que “los acontecimientos recientes han demostrado que la denuncia presentada por la Euroliga contra Fiba solamente sirve como cortina de humo para enmascarar su propio comportamiento contrario a la competencia”. La entidad liderada por Patrick Bauman acusa a la Euroliga de “recoger los beneficios del ecosistema de baloncesto desarrollado por las federaciones nacionales (jugadores, entrenadores, árbitros, miles de otros clubes) sin contribuir a los cimientos de la pirámide deportiva… para servir a los intereses de los seis clubes más poderosos comercialmente”.

Además, la entidad con sede en Mies (Suiza) se ha defendido de la acusación vertida por los equipos propietarios de la competición continental argumentado que es la Euroliga la que presiona a clubes y árbitros para estar en su segunda competición, la Eurocup. En la demanda, también se ha explicado que la Euroliga discrimina abusivamente a los clubes económicamente más débiles, lo que ocasiona una desventaja competitiva de éstos respecto a los importantes.

Esta reacción llega después de que la federación enviara una carta dirigida a la entidad con sede en Barcelona el pasado marzo, donde se invitaba a la patronal de clubes europeos a parar la denuncia emitida. “Al no recibir respuesta por parte de la Euroliga a este escrito, el consejo de Fiba Europa decidió reaccionar mediante la adopción de medidas adecuadas e iniciando el procedimiento de queja formal sobre las acciones de la Euroliga ante la Comisión Europea“, han explicado.

Este mismo lunes, una de las ligas con más peso en Europa, la ACB, dio su apoyo a la Euroliga, aunque también admitió la libre participación de otros clubes españoles integrantes en la competición de la Fiba. La clave de estas decisiones reside en el acuerdo de la Euroliga con la multinacional de marketing deportivo IMG por el que el mínimo de ingresos que obtendrían los clubes sería de 36,3 millones de euros con un máximo de 49,2 millones en el mejor de los casos durante diez años. Esto también implicará que la temporada que viene sólo jueguen 16 equipos de los 24 actuales, ya que quieren darle mayor atractivo comercial.

En paralelo a esta joint venture, que representará un 45% de la Euroliga y un 55% de la agencia, la Fiba ya presentó la Basketball Champions League. En esta competición, finalmente sólo se repartirá un total de 4,42 millones de euros entre los clubes participantes, con un máximo de 500.000 euros que ganará el campeón.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles