El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 La Premier League es la mayor liga del mundo en términos de ingresos, pero eso no ha implicado siempre rentabilidad. De hecho, la competición logró cerrar la temporada 2014-2015 con un resultado antes de impuestos de 120 millones de libras (150,7 millones de euros) y, por primera vez desde 1999, encadenar dos años consecutivos sin incurrir en pérdidas. Eso sí, las ganancias han caído de forma importante respecto a los 190 millones de libras (238,7 millones de euros) de la campaña 2013-2014.

Los datos, recopilados por Deloitte de fuentes oficiales y algunas estimaciones, indican que sólo tres de los veinte equipos que militan en la competición registraron pérdidas, entre los cuales se encuentra el Chelsea FC. “El eterno problema para los clubes de la Premier League era convertir el impresionante crecimiento de ingresos en rentabilidad. Vimos resuelto este problema con los resultados récord del año pasado. El nuevo reto consistía en mantener este éxito financiero, y lo han logrado de forma impresionante”, ha indicado Dan Jones, socio del Sports Business Group de la firma de servicios profesionales.

Los cálculos de la firma revelan que el gran problema para la rentabilidad del fútbol inglés es la fuerte inversión que deben realizar cada año para reforzar sus plantillas. Excluidos los saldos por compraventa de jugadores, gastos financieros y amortización de fichajes, el resultado de explotación sería superior a los 500 millones de libras (628,8 millones de euros). Esta situación contrasta con la de La Liga, por ejemplo, que precisamente debe sus buenos resultados económicos de los últimos años a la plusvalías por traspasos y un control del gasto en plantilla.

En concreto, los ingresos pasaron de 3.300 millones a 3.400 millones de libras, aproximadamente, mientras que los costes salariales y el resto de gastos operativos subieron en importe casi idéntico, hasta los 2.000 millones  y los 900 millones de libras, respectivamente. La compraventa de jugadores arrojó un saldo negativo de 300 millones, importe idéntico al del ejercicio anterior.

De cara al futuro, Jones se muestra confiado, ya que “con el nuevo significativo aumento de los ingresos ya garantizados para el siguiente ciclo de retransmisiones a partir de la 2016-2017, hay muchas razones para confiar en que la rentabilidad de los clubes de la Premier League está aquí para quedarse”. Y Adam Bull, consultor senior, añade: “La seguridad de liderar mundialmente los ingresos, ahora aumentada con una rentabilidad sostenida y ayudada por las medidas de control de costes tanto de las competiciones nacionales como europeas, hace que los clubes de la Premier League, y los que tienen aspiraciones para llegar allí, sean especialmente atractivos para los inversores de todo el mundo”.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles