El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén Todavía no puede hablarse ni de proyecto embrionario, pero ante los primeros rumores las ligas europeas han querido ser tajantes en su posicionamiento. La European Professional Football Leagues (EPFL) se ha reunido hoy en Madrid para advertir que están “total y absolutamente en contra”  de la idea lanzada por el Bayern de Munich y secundada por otros clubes como el FC Barcelona de crear una Superliga.

La fórmula que planteó Karl Heinz-Rummenigge suponía copiar el modelo de la Euroliga de baloncesto, por la que algunos equipos tendrían garantizada su presencia en la competición sin atender a criterios deportivos, sino también de historia, masa social o tirón televisivo. “El baloncesto es un ejemplo de lo que provoca la desunión si se actúa de forma unilateral”, ha enfatizado Javier Tebas, presidente de La Liga y que ha ejercido como anfitrión de la EPFL.

Su máximo responsable, Lars-Christer Olsson, ha asegurado que siempre se opondrán a “cualquier formato de competición que pueda destruir el sueño original y la meta de cualquiera de los cientos de clubes de competir al más alto nivel”. En este sentido, Tebas no sólo es contrario a la Superliga, sino que se ha mostrado dispuesto a que se reformule el sistema de distribución de ingresos de la Uefa para que las grandes competiciones domésticas renuncien a una parte de los ingresos en favor de torneos más pequeños para que sus equipos tengan más opciones de pelear por títulos continentales.

Olsson ha ido más allá de los perjuicios que tendría para el fútbol europeo a nivel deportivo con una Superliga, ya que también ha mostrado sus dudas sobre el interés que podría tener la cita para operadores de televisión y potenciales patrocinadores. “Hay que ver lo que dicen los demás agentes interesados”, ha recordado.

El ejecutivo, que ha accedido a la presidencia de la EPFL este mismo año, ha confirmado que todavía no se han reunido con la European Club Association (ECA), aunque ha asegurado tener constancia de que la idea de un torneo con sólo los clubes más famosos no tiene el apoyo unánime de los miembros de esta asociación. En ella, por ejemplo, están Sevilla FC y Atlético de Madrid, este último menospreciado por Rummenigge.

Las ligas europeas han advertido que defenderán el calendario vigente, lo que en la práctica supondría un impedimento para que ese hipotético nuevo torneo continental dispusiera de más ventanas que las actuales para sus partidos. Además, ha vuelto a reclamar voz y voto para estas organizaciones en la toma de decisiones que adoptan los organismos federativos, como pueden ser las fechas y sedes de un Mundial, o los cambios normativos e innovaciones tecnológicas que se aplican.

Olsson ha defendido que el actual modelo de campeonatos nacionales es el que funciona, e incluso lo ha puesto de ejemplo para la Fifa y la Uefa, cuyo sistema de gobernanza considera que podrían ayudar a mejorar gracias a la experiencia individual que acumula cada liga doméstica en materia de gobernanza o integridad, por ejemplo.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles