El diario económico
del negocio del deporte

G.G.R. Al revés que en muchos otros negocios, Europa representa el mercado con más perspectivas de crecimiento para la WWE. La competición de lucha facturó 370,1 millones de dólares (334 millones de euros) durante los seis primeros meses del año, un 13,39% más interanual, gracias al impulso del Viejo Continente.

La región de Europa, Oriente Medio y África (EMEA) tuvo un crecimiento del 21,75% al ingresar 63,8 millones de dólares (57,5 millones de euros). Aun así, el principal mercado sigue siendo América del Norte con 279,8 millones de dólares (252,5 millones de euros) y un auge del 12,91%. Lejos queda la cifra de negocio en Asia-Pacífico, que solamente sube un 1,3% hasta los 22,8 millones de dólares (20,5 millones de euros), y la de América Latina, que estancó su facturación en los 3,7 millones de dólares (3,3 millones de euros) del pasado año.

Por divisiones, donde el negocio aumentó más fue en los eventos en directo que crecieron un 17,5% con 77,2 millones de dólares (69,6 millones de euros). Los ingresos audiovisuales también incrementaron hasta los 227,2 millones de dólares (205 millones de euros), un 11% más, liderados por el auge de su propio canal de televisión WWE Network, que subió un 18,53% al facturar 92,1 millones de dólares (83,1 millones de euros).

La partida de productos también elevó sus ingresos un 13% hasta los 58,5 millones de dólares (52,8 millones de euros) gracias al incremento de las ventas de videojuegos y los artículos vendidos a través de Internet, donde cuentan con Amazon como principal aliado. La parte de producción audiovisual, WWE Studios, destacó más por su evolución (+44%) pero aún sigue teniendo un peso menor al tener unos ingresos de 5,2 millones de dólares (4,7 millones de euros).

En cuanto al beneficio neto, la compañía ha visto un ligero descenso hasta los 14,7 millones de dólares (13,2 millones de euros), lo que supuso una caída que no se producía desde 2014, cuando la compañía cerró en números rojos su ejercicio fiscal.

Cabe recordar que en 2015, la compañía volvió a beneficios gracias al impulso del Viejo Continente, donde sus ingresos se casi duplicaron. En términos globales, su beneficio neto fue de 24,1 millones de dólares (21,4 millones de euros), mientras que el año anterior registró unos números rojos de 30,1 millones de dólares (26,7 millones de euros). Este resultado se vio beneficiado por la reducción de costes adicionales, pero sobre todo por el auge de su negocio internacional. Su facturación creció un 21% en 2015, hasta los 658,8 millones de dólares (585,1 millones de euros) gracias al fuerte impulso en del torneo fuera de América del Norte, donde incrementó sus ingresos un 46%.

Los eventos deportivos de la WWE se ven en más de 650 millones de hogares en 24 idiomas diferentes. La compañía, con sede en Stamford (Connecticut), cuenta con oficinas en Nueva York, Los Ángeles,Londres,Ciudad de México, Mumbai, Shanghai, Singapur, Dubai, MünichTokio. En España, Eurosport y Neox se reparten la retransmisión de los eventos. Además, el circuito de lucha libre tiene parada en MadridBarcelona y Málaga

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Mateu Alemany

Director general del Valencia CF

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Todos los perfiles