El diario económico
del negocio del deporte

Marc Menchén Turismo y deporte cada vez van más de la mano y las estadísticas oficiales así lo certifican. El número de personas extranjeras que viajaron a España para participar o acudir a algún evento deportivo creció un 8,8% entre 2012 y 2013. El gasto que realizaron en sus viajes subió un 10,2% entre un año y otro, hasta los 10.231,1 millones de euros. Este importe no se desembolsa íntegramente en el destino, sino que incluye costes de desplazamiento, por ejemplo. En comparación con 2009, el alza es del 33%.

Una de las mejores noticias es que también se incrementa el gasto medio de cada turista en un 1,5%, con 1.087 euros por persona. Esta mejoría, producida en plena crisis económica de España y Europa en general, viene producida por la multitud de eventos deportivos que se celebran, como las carreras de MotoGP, la Fórmula 1 o campeonatos europeos y mundiales de todo tipo de disciplinas deportivas.

No obstante, uno de los motores de este crecimiento también son las maratones y medias maratones que se celebran en ciudades como Barcelona, Madrid y Valencia y que cada vez son más internacionales. En el caso de la prueba catalana, este año más de un 40% de los corredores eran extranjeros, y admitían que la carrera era una excusa más para aprovechar y visitar la ciudad.

Uno de los principales atractivos de este segmento es su mayor predisposición al gasto, como revelan los datos facilitados por el Instituto de Estudios Turísticos al Ministerio de Cultura. Si bien suponían un 15,5% de todos los viajeros que llegaron a España en 2013 (dos puntos más que en 2009), su gasto conjunto representó un 17,3% del total.

Al fin y al cabo, todos los organizadores de este tipo de eventos también han tenido que salir a los mercados internacionales para compensar la caída de la demanda nacional. Desde el Circuito de Barcelona-Catalunya llevan años tratando de seducir a los turistas que acuden a la ciudad para que se acerquen a la Fórmula 1 o la MotoGP, conscientes de que la falta de campeones locales en el primer mundial y la competencia de circuitos en el caso del segundo, dificulta mucho la venta doméstica.

El gasto de los españoles en desplazamientos por motivos deportivos alcanzó los 583,1 millones de euros en 2013, la cifra más alta de los últimos cinco años. Este ratio lleva dos años al alza, después de que entre 2010 y 2011 cayera un 7,7% y en 2012 se recuperara tímidamente. No obstante, las estadísticas revelan que el gasto por viaje se reduce a los niveles más bajos de toda la crisis: 204 euros, frente a los 208 euros de 2012 o la cifra récord de 245 euros en 2010.

¿Cómo se explica, entonces, que suba el gasto total de los españoles? Muy sencillo: a excepción de 2011, cuando se registró una ligera caída, el número de viajes se ha incrementado a un ritmo de doble dígito, hasta alcanzar los 2,86 movimientos en 2013. Y aquí otro motivo de por qué cae el gasto medio: entre 2009 y 2013, las estancias de corta duración han pasado de suponer el 73,5% del total al 81,6%, es decir, que la gente duerme menos tiempo fuera de casa.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles