El diario económico
del negocio del deporte

Marc Menchén Las exportaciones deportivas mantienen su buen estado de forma. La venta de productos asociados a esta industria entre enero y mayo se incrementaron un 14,9% y alcanzaron los 242,18 millones de euros. Los países de la zona euro continúan siendo el gran motor de este crecimiento, en especial con la adquisición de prendas de entrenamiento y artículos de fitness, según se desprende de las estadísticas elaborados por Palco23 a partir de la base de datos del Ministerio de Economía.

Todavía no es posible determinar si el fuerte incremento registrado hasta mayo es inferior o superior al anotado en el primer cuatrimestre, puesto que este medio también ha ido refinando la selección de partidas en las que el Icex divide los productos que se venden en el exterior. Sí que puede apuntarse que el déficit comercial ha ido a más respecto a los primeros cinco meses de 2014, al pasar de 277,8 millones a 493,4 millones de euros. Ello se debe al mayor ritmo de crecimiento de las importaciones fruto de la recuperación de la demanda interna; éstas subieron un 50,6%, hasta los 735,6 millones de euros.

Por sectores, la exportación de productos asociados al fitness, como la maquinaria de gimnasio y otros artículos para entrenar, como pesas o steps, ya que en conjunto suponen 65,5 millones de euros y se anotan un avance considerable respecto a los 53 millones del ejercicio anterior. En conjunto, todos los productos para la cultura física generaron un negocio exterior de 97,3 millones, un 22% más.

Fábrica Joma

Joma es una de las empresas de la industria del deporte más internacionalizadas.

 

En este epígrafe también se incluye la venta fuera de España de balones, que duplican su actividad y alcanzan los 7 millones de euros. Sigue sorprendiendo la exportación de raquetas de bádminton al calor de la moda de Carolina Marín, ya que en este caso la venta en valor se triplica hasta los 1,44 millones, mientras que las pelotas de golf doblan ingresos en el extranjero y alcanzan los 1,12 millones. Por el contrario, el sector del esquí sigue a la baja de los 17 millones a 14 millones de euros.

Otro de los pilares de la industria del deporte a la hora de salir al extranjero es la ropa técnica, que incluye tanto la de entrenamiento, como bañadores y chandales. Las empresas especializadas en estos productos, como pueden ser Joma o Astore, crecen ligeramente, al pasar de 78,4 millones a 81 millones de euros.

Otro de los segmentos que también está evidenciando una buena salud exportadora es el de las zapatillas, especialmente las que se refieren a baloncesto, tenis y gimnasia, ya que crecen un 36,5%, hasta los 37,8 millones de euros. El calzado deportivo en el que la parte superior es de cuero, como las que se acostumbran a usar en algunos casos para el fútbol, sufren una ligera caída del 2,7%, hasta los 16,06 millones. El resto del calzado, que usa caucho y plástico, vendió un 31,7% más hasta mayo, con 7,5 millones de euros.

 

La Unión Europea, la base; Cuba, la sorpresa

Como viene siendo habitual, los países de la Unión Europea (UE) suponen cerca del 75% de todas las compras de productos deportivos fabricados en España. Y en todos los grandes países se intensifican las relaciones: Francia pasa de 49,5 millones a 60,3 millones; Alemania, de 10,42 millones a 15,13 millones; Italia, de 18,2 millones a 28,33 millones, y Reino Unido, de 7,78 millones a 12,75 millones.

Portugal, en cambio, fruto de los problemas por los que aún atraviesa el país, ha reducido considerablemente la importaciones del país vecino, al pasar de 49,2 millones a 32,48 millones. En Grecia, pese a la grave crisis económica y social que sufre, la actividad incluso mejora ligeramente, al pasar de 1,46 millones a 1,78 millones.

Al otro lado del Atlántico, no se sabe a ciencia cierta el motivo, pero el deshielo de las relaciones entre Cuba y EEUU y la aparente apertura del país han hecho que las ventas al país caribeño casi se dupliquen, de 0,68 millones a 1,06 millones de euros. En México y EEUU también crece la importación de producto deportivo español, hasta los 2,37 millones y los 3,39 millones de euros, respectivamente.

En Asia, Emiratos Árabes Unidos se mantiene estable en 1,3 millones, mientras que en Arabia Saudí se pasa de 1,8 millones a 0,86 millones. En este continente, Corea del Sur (1,5 millones) y Japón (1,17 millones) mandan, mientras China aún no llega ni al millón de euros en compras. En cambio, el gigante asiático es claramente el gran proveedor del mercado español en la industria del deporte, con 206,8 millones hasta mayo, casi un tercio del total.

A excepción de Vietnam y Camboya, el resto de países de los que se importa están en el entorno de España, como son Túnez, Marruecos o socios europeos, con importes que oscilan entre los diez millones y los cuarenta millones de euros en los primeros cinco meses del año.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles