El diario económico
del negocio del deporte

J. Izquierdo El debate está abierto. En la atmósfera de toda Europa. La vuelta a los estadios de fútbol de las gradas de pie es una reflexión que está sobre la mesa de los organismos que rigen el deporte en el continente, incluidos los españoles. El Consejo Superior de Deportes (CSD) ha asegurado esta semana que realizará una “reflexión” al respecto en una futura revisión de la normativa.

Un estudio de la consultora KPMG, hecho público esta semana, recuerda la situación actual de este tipo de gradas en las grandes ligas europeas, y de paso, refuerza la campaña iniciada por Realsocialismo!, una asociación de accionistas minoritarios del club de San Sebastián, que es quien hizo llegar a las instituciones competentes en esta materia la propuesta para que se estudie la posibilidad de derogar la prohibición que impide al aficionado español ver erguido en su estadio un partido de fútbol.

La firma de servicios profesionales asegura en su análisis que “las gradas de pie han sido un tema tabú desde hace algún tiempo, pero la exitosa creación de nuevos diseños para estos sectores en varios países, especialmente en Alemania, ha animado a los aficionados a mostrarse a favor de la introducción de modelos similares en sus clubs y ligas domésticas”. Las tragedias de los años ochenta que originaron la prohibición ya quedan atrás para el presidente de Realsocialismo!: “Hoy en día los estadios son mejores. Ha habido grandes avances en cuanto a la seguridad y en la actualidad apenas se vende alcohol en los estadios; además, al aficionado que pretenda entrar al campo perjudicado se le prohíbe el acceso”.

Gráfico KPMG Gradas Pie

“Los arquitectos de los nuevos estadios ya tienen en cuenta un espacio en el que poder acomodar estas gradas”, recuerda el estudio, que pone como ejemplo el debate existente en el futuro campo, ya en construcción, del Tottenham Hotspur de la Premier League, o cruzando el océano, el del Orlando City estadounidense o el Western Sidney Wanderers australiano. Los tres, con capacidad para albergar a más de 25.000 personas, en el que la grada de pie podría contar con una capacidad notoria.

Esta terna de clubs puede tener en cuenta lo que sucede en la Bundesliga, la única de las cinco grandes ligas europeas que permite hoy en día este tipo de grada, que acostumbra a diferenciarse por su animación. Precisamente, los estadios alemanes suelen ser elogiados por su ambiente, ya que combinan fervor con respeto.

En esta campaña, 10 de los 18 estadios del campeonato cuentan con un sector específico para los aficionados que deseen ver el partido de pie. Muchas de ellas, con una capacidad mayor a los 10.000 espectadores. Famosa es ya la Yellow Wall del Signal Iduna Park del Borussia Dortmund, pero también hay otras numerosas gradas de este tipo como la de su rival regional Shalke 04 y la del Borussia Mönchengladbach.

En el caso español, el Consejo Superior de Deportes (CSD) se muestra prudente. En la misiva de respuesta a Realsocialismo!, el organismo presidido por José Ramón Lete recuerda que el asunto se ha de abordar “con especial precaución ya que se trata de un aspecto íntimamente relacionado con la seguridad”. “Lo importante ahora mismo es que se comience a andar el camino”, explican a Palco23 desde la asociación, que valora como “positiva” la actitud del ente público y se mantiene a la espera de recibir una contestación por parte de las otras dos instituciones a las que han hecho llegar la carta: Gobierno Vasco y La Liga.

El artículo 71.2 de la Ley del Deporte, así como el artículo 18 del Reglamento General de la LFP, obligan actualmente a que todos los recintos deportivos cuenten con localidades numeradas y con asiento para todos los espectadores. En su misiva de respuesta, la CSD ha añadido también la ley 19/2007 y el real decreto 203/2010, ambas incluidas en el citado reglamento gubernamental, como dos puntos más que tendrán que tener en consideración en el marco de este debate.

En otros países como Inglaterra y Francia, son varios los clubs de la Primera División que internamente debaten desde hace un tiempo esta posibilidad. El artículo 13 del reglamento de la Premier League apunta que “nadie puede estar en ninguna zona con asientos mientras el partido está en curso”, un argumento carente de precisión pero suficiente para imposibilitar la creación de este tipo de gradas. Además del Tottenham, el West Ham United mantiene un debate abierto al respecto, con airadas quejas por parte de una parte de la afición, tras la reciente mudanza al Estadio Olímpico de Londres.

En la Ligue-1, el Caen, el Valenciennes y el Saint-Etienne han proporcionado a sus aficionados un tipo de asientos numerados que les permiten permanecer de pie junto a ellos. Una solución específica para una problemática que ha recibido el apoyo de la Asociación Francesa de Aficionados al Fútbol. El debate sobre el retorno de las gradas de pie se ha asentado en el entorno de las grandes ligas y sus aficionados, que esperan ahora si los organismos que rigen el fútbol en Europa toman cartas sobre el asunto o se mantienen firmes en la decisión adoptada hace tres décadas.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles