El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén TomTom ha visto cómo el negocio de los navegadores GPS para el coche cada vez va a menos por las oportunidades que ofrecen los smartphones. De ahí que la multinacional holandesa haya decidido probar suerte en la industria del deporte con Bandit, una cámara de acción que pretende irrumpir en un mercado actualmente dominado por GoPro. La presentación oficial ha sido hoy, pero no se pondrá a la venta hasta dentro de unos días, con un precio de 429 euros.

La nueva cámara de TomTom es resistente al agua y graba vídeos en diferentes calidades, desde cámara lenta (120 fps) a 720p hasta 4K (15 fps) o timelapses. Además, Bandit sale al mercado acompañado de distintos soportes que permiten grabar desde el casco, el manillar o la muñeca. También pondrá a la venta el típico palo para grabarse a uno mismo con algo más de distancia y una funda protectora que hará flotar la cámara en el agua. Algunos de estos aparatos ya se incluyen con la cámara.

Hasta aquí, pocas novedades respecto a lo que ya ofrece actualmente GoPro. Sin embargo, la compañía holandesa ha logrado desarrollar un sistema que permitirá la edición instantánea a través de una aplicación para dispositivos móviles. A través de un servidor, la filmación estará disponible al momento en la app y podrá editarse de forma sencilla ya que la cámara procesa directamente la información y sólo hay que cortar las escenas que más interesen. “Sabemos que la mayor frustración que hoy tiene la gente con las cámaras de acción es el tiempo y el esfuerzo que se necesita para editar”, ha comentado Corinne Vigreux, cofundadora y directora general de TomTom Consumer. “Con Bandit hemos reducido el tiempo de edición de horas a minutos”, ha añadido.

En este sentido, Bandit incorpora diversos sensores GPS y de movimiento que, a través de un mando a distancia que se vende por separado, permiten seleccionar los mejores momentos al instante. También la autoseleccionará, ya que los sensores permiten detectar en qué momentos ha habido más aceleraciones del ritmo cardíaco y por lo tanto hay más opciones de que sea una escena emocionante.

Esta innovación supone un paso adelante de TomTom en la industria del deporte, donde a día de hoy limita su oferta a relojes con GPS incorporado y pulsómetro para los deportistas interesados en calcular el ritmo y la distancia que recorren. También disponen un reloj específico para golfistas. La compañía cerró 2014 con unos ingresos de 950,29 millones de euros, lo que supone una caída del 1,37%; el beneficio neto mejoró, al pasar de 20,1 millones a 22,65 millones de euros.

GoPro, por su parte, cerró 2014 con una facturación de 1.394 millones de dólares (1.277 millones de euros), un 41,4% más en comparación con el ejercicio anterior. Este fuerte estirón de ventas, al calor del auge de los deportes extremos y la escasa competencia que aún tenía en este segmento de negocio, permitió prácticamente triplicar las ganancias, que pasaron de 46,16 millones a 113,85 millones de dólares (de 42,3 millones a 104,3 millones de euros).

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles