El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 DiR ya tiene su primera apertura de 2016, aunque no va a ser un gimnasio tradicional. La cadena controlada por Ramón Canela abrirá a principios de abril en la zona alta de Barcelona su segundo centro YogaOne, la marca creada hace diez años para atraer a los aficionados a esta disciplina. El local ocupa una superficie próxima a los 400 metros cuadrados y estará ubicado cerca de la confluencia entre las calles Mandri y General Mitre, en el distrito de Sant Gervasi.

Se trata del primer centro independiente de YogaOne que se abre, ya que el primero en realidad está dentro del DiR Tuset. La inversión realizada se sitúa en los 320.000 euros y supondrá la creación de quince nuevos puestos de trabajo. Esta instalación sólo abrirá de lunes a viernes, pero sus abonados podrán acudir el fin de semana al centro original para entrenarse. “En el DiR se imparten clases de más de 12 estilos diferentes de yoga tanto en los centros especializados de YogaOne como en los clubes deportivos”, explican en un comunicado.

La compañía explica que con esta nueva ubicación buscan subirse a la moda de los centros de proximidad, con “un nuevo modelo de club que se adapte mejor a los clientes ofreciendo centros de práctica deportiva cercanos a su entorno laboral o, como es en este caso, en su zona de residencia”. En este sentido, añaden que no descartan abrir nuevas salas bajo este concepto en los próximos meses si encuentran ubicaciones interesantes.

YogaONE

Recreación de cómo será el nuevo YogaOne by DiR.

En paralelo a su servicio a los usuarios, la compañía barcelonesa también ha creado sus propios cursos, de entre 200 horas y 800 horas. “Este año se han incorporado también unos módulos introductorios para aquellas personas que pueden ver en el yoga una salida profesional”, explican sobre el proyecto que pilota Jordi Canela, hijo del fundador de la compañía.

Se trata de la primera apertura que acomete DiR desde que a finales de 2014 pusiera en marcha Sant Cugat Pádel Indoor, un centro situado junto a su gimnasio en este municipio de la provincia de Barcelona y en el que invirtió 300.000 euros para construir siete pistas de pádel cubiertas.

No es el único gimnasio en el que la compañía ofrece poder jugar a este deporte de raqueta, ya que también dispone de pistas en DiR Diagonal, en la zona alta de Barcelona (6), y le siguen DiR Hispà (5), cerca de la Vall d’Hebron; DiR Campus (3), DiR Castillejos (3) y DiR Seven (1).

El objetivo de la compañía para 2016, de no haber variado, pasaba por abrir seis nuevos centros en Barcelona y remodelar algunos de sus 17 gimnasios, especialmente después de aliviar la presión de la banca tras refinanciar su deuda, donde contó con la asesoría de Atlas Capital. Además, ha realizado nuevas incorporaciones a su equipo directivo con el objetivo de potenciar la experiencia del usuario.

La cadena barcelonesa cuenta actualmente con cerca de 72.000 socios, casi 5.000 más respecto al cierre de 2014, aunque lejos de los 80.000 que llegó a acumular antes de la crisis y la irrupción de los gimnasios low cost. La facturación también ha ido retrocediendo y hoy supera ligeramente los 40 millones de euros anuales.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles