El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén Las grandes cadenas internacionales de gimnasios siguen teniendo a España en su punto de mira. La última marca en aterrizar en el país ha sido Snap Fitness, que a finales de año inauguró su primer establecimiento en Barcelona, cerca de la plaza Francesc Macià, y, según han explicado fuentes del sector, en las próximas semanas abrirá un segundo centro en Tarragona. Su objetivo no es menor: alcanzar los diez gimnasios a finales de este año y el centenar a finales de 2020.

La masterfranquicia para España ha sido adquirida por un grupo de inversores, entre los que se encuentra Albert Marco, director de expansión de Anytime Fitness Iberia entre finales de 2013 y 2014 y, previamente, director del Consejo Catalán del Deporte, organismo adscrito a la Generalitat de Catalunya. Junto a él, figuran Harry Serra, profesional de banca privada en Andbank, la consultora empresarial Dextra Corporate, y el empresario Francisco José Zárate, según consta en el Registro Mercantil. Actualmente emplean a seis personas de forma directa, a los que se suman cuatro colaboradores externos.

Snap Fitness Barcelona

El primer Snap Fitness está cerca de Francesc Macià, una plaza con importante presencia de oficinas.

El objetivo del grupo inversor, que ha destinado 1,5 millones de euros a adquirir los derechos de la marca y desarrollar el plan de crecimiento, es centrar el plan de crecimiento en la búsqueda de franquiciados, a los que advierten de que tendrán que “aportar un mínimo de 100.000 euros, lo que representa aproximadamente un 20% del total de la inversión”. Ello se debe a que, según explican en su página web a los potenciales interesados, “disponemos de múltiples opciones de financiación”.

Por ahora, a los dos centros propios antes comentados, ya se le han sumado cuatro proyectos adicionales que serán operados por un tercero. “Los hechos demuestran que la inversión es potencialmente recuperable en tan solo un año de explotación”, asegura Marco. El objetivo de Snap Fitness, que asegura tener a 500 candidatos interesados en abrir una franquicia, es desarrollarse en territorios con un mínimo de 30.000 habitantes, ofreciendo la exclusividad en un radio de hasta un kilómetro.

El concepto de Snap Fitness es muy similar al de otras cadenas como Anytime Fitness, donde los centros abren las 24 horas del día y se quiere explotar el formato de proximidad; en su caso, con instalaciones de unos 500 metros cuadrados. También ofrecen servicio de duchas sin necesidad de pagos adicionales al de la cuota, que ronda los 40 euros, y algunas de las clases dirigidas son presenciales y no únicamente a través de vídeo. Por otro lado, el proveedor de equipamiento elegido para la sala de fitness es Matrix.

Fundada en 2003 por Peter Taunton en Minnesotta (EEUU), la compañía ya cuenta con 2.000 centros por todo el mundo a los que cualquier cliente puede acceder con su tarjeta. Entre los 18 países en los que opera, además de EEUU y España, se encuentran Reino Unido, México, Australia y Egipto, entre otros. Además, en septiembre vendió la masterfranquicia para la zona de Benelux (Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo) a un mismo grupo inversor.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles