El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén Supera 24h se ha convertido claramente en el motor de crecimiento del grupo Sidecu. La compañía, especializada en la gestión de centros deportivos municipales, ha acelerado la implantación de su nuevo concepto de gimnasio y poco a poco va plantando bandera en distintas ciudades. Los últimos locales firmados le permitirán hacer doblete en Sevilla, así como entrar en León, después de haber tejido en pocos meses una red de diez centros, como ya adelantó Palco23.

Fuentes de la compañía explican que a principios de 2017 abrirán puertas en el barrio de Triana, en Sevilla, ciudad donde ya están operativos desde principios de abril en un local de la calle Carlos Cepeda, en la zona de Nervión. Para comienzos del próximo año también se ha confirmado la apertura en Valencia, que se unirá a otros municipios en los que por el momento sólo hay un gimnasio de la nueva marca: Pontevedra, en la Rúa Blanco Porto, y Valladolid, en la calle Simón Aranda.

Supera24 máquinas 650

Supera 24h ha optado por Life Fitness para equipar los nuevos gimnasios.

Junto a Sevilla, la otra ciudad en la que Supera ya tiene asegurado el doblete es en Vigo, donde hay firmada una segunda ubicación que se suma a la de As Travesas. Más importante es la expansión de este concepto en Madrid, donde ya hay tres clubes funcionando (Ciudad de Barcelona, López de Hoyos y Belaúnde) y, próximamente, subirán la persiana en la calle Ferrocarril, en la zona de Embajadores.

En total, Supera 24h ya tiene una red de doce centros entre los abiertos y firmados, lo que le empiezan a convertir en un actor relevante en el segmento de los 24 horas de proximidad. Sin ir más lejos, son cifras que ya le sitúan por encima de Snap Fitness, que justo ahora ha empezado su desarrollo en España; Infinit Fitness, que tiene diez locales franquiciados en la Comunidad de Madrid, y Anytime Fitness, el primero en implantar este modelo en España y con el que ya roza la veintena.

Desde la compañía que dirige Guillermo Druet explican que la capacidad económica para acometer todas las aperturas está asegurada, pero que hay proyectos “pendientes de licencias y comunidades de vecinos”, lo que hace “que arranquen las obras en verano o justo después de las vacaciones”.

La evolución de los centros en estos primeros meses confirman las previsiones del equipo directivo, es decir, que con una base de socios mucho menor pueden alcanzar la rentabilidad mucho más rápido. “Ya superamos los 2.700 socios en los centros que tenemos abiertos y la tendencia en muy positiva”, explican. Todos ellos pagan una cuota mensual que oscila entre los 50 euros y los 55 euros mensuales, que les da derecho a utilizar también cualquier otro centro de Supera, sea un 24 horas o alguno de los que gestiona en régimen de concesión municipal.

Esta diversificación no deja de ser un paso más en la estrategia de crecimiento del grupo, que en su memoria de 2015 remitida al Mercado Alternativo de Renta Fija (Marf) indica que en 2015 creció un 6,5%, hasta los 40 millones de euros en ingresos. “Debido a la fuerte expansión de la compañía desde el 2005, se adapta la estructura con la incorporación de nuevos talentos, la creación de direcciones regionales, así como una mayor especialización de determinadas áreas consideradas nucleares para el grupo”. En un año, y tras la apertura de nuevos centros, la plantilla media ha pasado de 639 a 690 personas.

 

El riesgo más grande para una compañía en rápido crecimiento es que los costes lo hagan al mismo ritmo, motivo por el que Supera indica en sus cuentas que está realizando “un importante esfuerzo de contención de costes, sobremanera en las partidas de suministros energéticos, personal y costes de gestión corriente, que le permiten incrementar sus márgenes operativos”. De hecho, el resultado de explotación mejoró ligeramente, al pasar de 6,63 millones a 6,86 millones.

Sin embargo, el benefició neto cayó a la mitad (de 2,3 millones a 1,1 millones) debido a los costes financieros por la amortización anticipada de deuda, después de la emisión de 55 millones en bonos corporativos para reestructurar el pasivo y disponer de mayor liquidez. Al cierre del curso, la deuda a largo plazo estaba en 73,19 millones (+16,4%), mientras que los pasivos a corto plazo se rebajaron a 19,81 millones (-25,1%). En total, cuatro millones más que un año antes.

Esta cascada de datos, en opinión del consejo de administración, reflejaría una situación económica “equilibrada, con un nivel de deuda razonable, lo que permitirá continuar, a medida que surgen las oportunidades de mercado, con su proceso de expansión ordenado”.

 

¿Quién hay detrás de la compañía?

Uno de los principales accionistas de Sidecu, que opera bajo el nombre comercial Supera, había sido Banco Pastor, que en 2008 se hizo con la mayoría accionarial tras suscribir una ampliación de capital de 66 millones. Sin embargo, la entidad fue vendiendo progresivamente sus acciones y en 2014 salió definitivamente del accionariado.

A día de hoy, el principal accionista es Fernando Chinchurreta, socio fundador de Portobello Capital y que entre 1997 y 2010 fue socio de la firma de inversión Ibersuizas. Él, junto a otros miembros de su familia, controla de forma indirecta el 37,7% del capital a través de dos sociedades. Guillermo Druet, director general, posee un 18,48% del grupo, mientras que el ex director general José Manuel González posee otro 11,39% y Ricardo García Seijo, que en su momento presidió la empresa como representante de Banco Pastor, ahora ostenta un 10,66%.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles