El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén Basic-Fit empieza a desvelar algunas de las claves de su salida a Bolsa y cuál será el nuevo escenario en el que se moverá una de las principales cadenas de gimnasios de bajo coste. La compañía ha hecho hoy público el folleto previo al salto al parqué, en el que se fija el valor del 100% del capital en una horquilla que va de los 994 millones a los 1.144 millones de euros. En total se colocará un mínimo del 48,8% de las acciones, que se ofrecerán a inversores institucionales hasta el 9 de junio. El toque de campana sería el 10 de junio.

La operación se articulará en dos fases. Por un lado, se lanzará una emisión de 24.666.667 acciones con las que levantar 370 millones de euros para cancelar buena parte del pasivo y, de esta manera, disponer de liquidez para afrontar nuevas inversiones. El valor nominal de los títulos se ha fijado en 0,06 euros, aunque con la prima de emisión se situará entre 15 euros y 20 euros, en función de las negociaciones que se fijen ahora con los inversores institucionales, que acabará de fijar el precio de cotización.

Basic-Fit Usuaria 650

Basic-Fit ha rebasado el millón de abonados, que de media pagan 25 euros al mes.

En paralelo, el fondo de capital riesgo 3i y el equipo directivo venderán sólo dos millones de acciones, por lo que de entrada se embolsarán un mínimo de 30 millones de euros. Además, mantendrán una plusvalía latente importante con la participación que ostentarán.

Por ejemplo, la firma inversora bajará del 52,07% a en torno al 25,06% tras la colocación de títulos, aunque a cambio recuperará parte del dinero que prestó a Basic-Fitness: de los 620 millones que acumula en pasivos, un total de 213 millones de euros corresponde a créditos concedidos por los accionistas, esencialmente 3i, que ahora se devolverán, según consta en el folleto.

AM Holding, que pertenece al consejero delegado y cofundador, René Moos, bajará del 42,75% al 22,18%, mientras que Manco, controlada por el equipo directivo, bajará del 5% al 1,26% . En cualquier caso, Basic-Fit  recuerda que todos ellos podrán deshacer posiciones cuando lo estimen oportuno, aunque entonces perderían la mayoría accionarial que ahora les permitirá poder seguir tomando las decisiones estratégicas.

La reestructuración será un paso necesario para alcanzar el punto de equilibrio, aunque no será inmediato. “Puede  que continuemos incurriendo en pérdidas y que no seamos rentables en el futuro como resultado de cualquiera de los riesgos que se describen en este folleto”, indican sobre las perspectivas del negocio que han elaborado. Y añaden: “Si somos rentables en el futuro, también es posible que no seamos capaces de mantener la rentabilidad”. Con un resultado operativo aún escaso (1,4 millones en 2014 y 7,7 millones en 2015), los costes financieros han provocado unos números rojos de casi 45 millones en los últimos dos ejercicios, repartidos a partes iguales en 2014 y 2015.

El último año los ingresos subieron un 24,7%, hasta los 202,22 millones de euros, mientras que los costes subieron en torno al 20%. El mayor gasto se lo llevan las amortizaciones y depreciaciones fruto de las inversiones que se realizan cada año en la apertura de gimnasios, e incluso ya suponen más que lo destinado al pago de nóminas. El negocio en la región de Benelux es el que permite abrir en otros países, ya que genera 89,4% de la facturación y 96,6% del resultado operativo.

 

Pese al fuerte crecimiento registrado desde 2014 (de 199 a 351 clubes), el equipo directivo se muestra cauto y alude a la necesidad de seguir creciendo en ingresos por cliente para lograr una mayor rentabilidad, dada su estructura de costes. “Un porcentaje muy significativo de los costes operativos son fijos, por lo que tenemos herramientas y flexibilidad muy limitada para reducirlos. En consecuencia, cualquier mejora de nuestros resultados operativos tendría que lograrse aumentando nuestros niveles de afiliación y los ingresos”, añaden.

De ahí que el objetivo para los próximos ejercicios sea mantener el actual ritmo de crecimiento a medio plazo, con la apertura de entre 65 y 75 gimnasios por año. “La compañía cree que hay una serie de otros países de Europa que podrían proporcionar una oportunidad atractiva para establecer una presencia a largo plazo, aunque nos centramos en ampliar el número de clubes en los mercados existentes”, explican. Además, añaden, mantendrán la política de “adquisición selectiva y conversión de otros clubes”, aprovechando así “la fragmentación del mercado en el sector del fitness”.

Basic-Fit, que emplea a 2.796 personas, cuenta con 350 gimnasios entre Holanda (140), Bélgica (145), Luxemburgo (8), Francia (32) y España (26). En total, suman 1,076 millones de abonados, aunque la base varía en función de los mercados. En el Benelux lo habitual son 3.300 socios, por los 3.500 de España y los 3.750 de Francia.

De media pagan unos 25 euros al mes, aunque con tres opciones de contrato distintas que pueden bajar la cuota incluso a 17 euros. Además, añaden, en algunos clubes ya están introduciendo la posibilidad de adquirir pases puntuales para un día. Todas las opciones incluyen el derecho a la clase virtual, pero después se han añadido opciones adicionales, como sesiones presenciales por 5,99 euros más al mes o la app por 3,99 euros.

La operación está siendo coordinada por ABN Amro y Morgan Stanley, que se encargarán ahora de marcar una valoración definitiva de la empresa, después de que a principios de año se hablara de una valor próximo a los 1.000 millones de euros, incluida la deuda. Barclays, Deutsche Bank e ING también participarán en la colocación de acciones, así como KBC, NIBC, Rabobank y Lazard, esta última firma como asesora financiera.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles