El diario económico
del negocio del deporte

Marc Menchén Viva Gym pone la directa. Tras un 2016 de consolidación de las aperturas realizadas en los últimos años, la cadena de gimnasios ha trazado un plan con el que quiere alcanzar los 50 clubes operativos en 2019. La inversión media por local ronda los 1,5 millones de euros, por lo que cumplir este objetivo podría exigir una aportación en torno a los 40 millones de euros.

El director general de la compañía, Bart Mermans, explica a Palco23 que contemplan una expansión gradual. A los 16 centros existentes, se le sumarían otros siete en 2017, diez más en 2018 y trece adicionales en 2019. Uno de los primeros en abrir, como ya adelantó este diario, será el ubicado en el barrio de Sant Antoni, en Barcelona, con 3.000 metros cuadrados distribuidos en cuatro plantas.

“Tenemos la financiación”, asegura en referencia a los inversores británicos que apoyan el proyecto desde el primer día. Y, en muchas ciudades, también tienen incluso las localizaciones: tienen un nuevo establecimiento firmado en Valencia, ultiman otro en Barcelona y tres más en Madrid.

Viva Gym Embajadores 650

El Viva Gym de Embajadores ocupa 2.300 metros cuadrados en una sola planta.

“De aquí a tres años queremos llegar a los cincuenta gimnasios, abriendo en las ciudades más importantes de España; el enfoque está ahí”, apunta en referencia a otros grandes municipios como Bilbao, Mallorca y el resto de grandes capitales de provincia o comunidades autónomas.

Pese a que algunas voces denuncian una burbuja de aperturas, Mermans asegura que todavía hay oportunidades en las principales ciudades del país. Sin ir más lejos, en la capital catalana se están planteando abrir tanto en Les Corts como en la zona de Sagrada Familia, donde ya han desembarcado algunos rivales como Duet Fit, Anytime Fitness o McFit. “Aunque haya competencia, donde vive y trabaja mucha gente hay mercado”, defiende.

A día de hoy, la comunicad autónoma en la que Viva Gym tiene más presencia es Andalucía, aunque el ejecutivo comenta que “no hemos hecho nunca aposta tener fuerte implantación” en este mercado y que ha sido más una cuestión de oportunidades. De los 16 centros que ya están en funcionamiento, cinco están allí, mientras que el resto se repartan entre la Comunidad de Madrid, con cuatro; Catalunya, donde hay dos abiertos; Comunidad Valenciana, con dos, y Galicia, Murcia y Aragón, con uno en cada región.

El club más importante para la compañía es el que abrieron el año pasado en la zona de Embajadores, en Madrid, ya que se trata de un espacio de 2.300 metros cuadrados en una sola planta. El próximo de Barcelona, que en principio se inaugurará en el primer trimestre de 2017 tras invertir unos dos millones de euros, también será uno de los más icónicos de la marca, al estar en un inmueble de cuatro plantas.

Por norma general, la cadena busca locales que ocupen entre 1.500 metros y 2.000 metros cuadrados, pero Mermans avanza a este diario que en alguno de los próximos proyectos experimentarán con un nuevo formato de gimnasio que no requerirá más de 1.000 metros cuadrados. “No es fácil encontrar locales perfectos”, comenta, sobre uno de los motivos que les han llevado a experimentar con este modelo.

Viva Gym, cuyos inversores son de origen británico y han replicado el modelo en Sudáfrica, emplea a algo más de 250 personas y su facturación supera los 15 millones de euros. “Dentro del sector somos de los pocos que podemos decir que damos beneficios”, asegura, para defender la rentabilidad del plan de crecimiento que trazaron cuando en 2011 abrieron su primera instalación en la Plaza Europa de L’Hospitalet de Llobregat, hoy uno de las zonas de negocio más importantes del área de Barcelona.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles