El diario económico
del negocio del deporte

Marc Menchén Los gimnasios que abren durante las 24 horas al día se enfrentan a un fuerte golpe a su modelo de negocio en Catalunya. Según ha podido saber Palco23, el Ejecutivo catalán está trabajando en una modificación de su Ley del Deporte, con el objetivo de obligar a estas compañías, como Anytime Fitness o Snap Fitness, a que siempre tengan a un entrenador disponible en la sala, sea a primera hora de la mañana o en plena madrugada, y no como hasta ahora, en las que un usuario podía entrenarse a las 3:00 horas en solitario. Las sanciones pueden llegar hasta el millón de euros.

En concreto, la nueva redacción del artículo 62 de la citada norma establecerá, de obtener la aprobación en el Parlamento, que “el técnico debe permanecer en el centro o establecimiento durante todo el horario en que esté abierto o se celebren las actividades de recreo o aventura vinculadas a la actividad física o el deporte”, según consta en la ley de acompañamiento de los Presupuestos de la Generalitat para 2017.

Anytime Fitness Pedralbes 650

Anytime Fitness llegó a Catalunya en 2012 y tiene una red de 25 gimnasios que abren todo el día.

Del redactado se desprende que la decisión no afectará especialmente a los gimnasios de bajo coste, ya que en ningún caso se hace referencia a que el entrenador en cuestión debe estar presencialmente en los espacios donde, por ejemplo, se estén desarrollando clases virtuales de cycling, o que tenga que haber algún responsable en la sala de fitness mientras el técnico imparte una actividad dirigida. Únicamente que esté presente en la instalación.

Por lo demás, el cambio de la norma no afecta al actual redactado, ya que se establece que este cambio afectará a “las entidades, los centros, los establecimientos públicos o privados, con ánimo de lucro o sin, y las empresas dedicadas a la organización de actividades físicas de recreo y de aventura donde se practique una actividad física o deportiva o se presten servicios deportivos, salvo los centros de enseñanza general en horario lectivo”.

Fuentes de la industria explican que el segmento de los gimnasios que permiten el acceso a cualquier hora ya se temía una reacción similar, ya que a principios de 2015 ya estuvieron en el foco de la Agencia Catalana de Consumo. Entonces, se les abrieron inspecciones tanto a ellos como a los centros de cadenas de bajo coste por incumplir algunas obligaciones, como disponer de hojas de reclamación para los clientes o que se indicaran correctamente los precios. Sus detractores señalan que, al no haber un técnico a determinadas horas, se puede poner en riesgo la salud de los usuarios si sufren algún problema en su entrenamiento.

El Ejecutivo, formado por ERC y el Partit Demòcrata Europeu Català (la antigua CDC), defiende que este cambio pretende “garantizar que todas las actividades deportivas y de recreo o aventura reguladas en esta norma se desarrollen bajo la vigilancia permanente de un técnico de deporte”, con personas “en posesión del certificado de inscripción en el Registro Oficial de Profesionales del Deporte de Cataluña, en aquellas profesiones y competencias que le correspondan para ejercer la actividad, o bien debe estar colegiado en el Colegio de Licenciados en Educación Física y Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de Catalunya”.

La medida podría salir adelante con el apoyo de la CUP, el socio preferente del gabinete de Carles Puigdemont. En el sector advierten de que este cambio supone un ataque directo a un modelo surgido en Estados Unidos y que junto al low cost ha afectado al modelo concesional y otros operadores privados tradicionales. Sin embargo, advierten que indirectamente también podría acabar afectando a instalaciones como el Canal Olímpic de Catalunya, en Castelldefels (Barcelona), donde muchos usuarios acceden a correr o rodar en bicicleta.

La aprobación de este cambio legal supondrá un duro golpe a los planes de expansión de Anytime Fitness y Snap Fitness, que escogieron esta comunidad autónoma para iniciar su actividad en España. También generará un problema para los franquiciados, que en muchos casos se trata de técnicos deportivos que vieron en este concepto una fórmula de autoempleo y ahora se verían obligados a ampliar su jornada laboral o contratar a más personal, con la desviación negativa que eso implica en un plan de negocio.

Gerard Figueras, secretari general de l'Esport, i Gerard Esteva, president de la UFEC 650

Gerard Figueras, secretario general del Deporte de la Generalitat, y Gerard Esteva, presidente de la Ufec.

Anytime Fitness decidió entrar en el país con una filial propia en 2012 y en el mercado catalán tiene actualmente 25 clubs, entre abiertos y firmados pero pendiente de apertura; de estos, únicamente tres son propios, mientras que los demás son gestionados por terceros. De ahí que sea la cadena más afectada, ya que justo ahora había consolidado su posición en esta región para empezar a explorar nuevas ciudades.

Su competidor norteamericano, en cambio, vendió la masterfranquicia a un grupo inversor liderado por Albert Marco, director de expansión de Anytime Fitness Iberia entre finales de 2013 y 2014 y, previamente, director del Consejo Catalán del Deporte, organismo adscrito a la Generalitat. Snap Fitness tiene ya abierta una instalación propia en Barcelona y otra en Tarragona, además de tener firmadas seis aperturas más en Catalunya.

El cambio legislativo también podría acabar trastocando los planes de expansión de Supera 24 Fitness, la cadena de centros de proximidad creada por Supera, e Infinit Fitness, que también quería empezar a desarrollar su cadena fuera de la Comunidad de Madrid y había mirado hacia esta comunidad.

 

Apoyo de la Generalitat a las federaciones deportivas

Por otro lado, el Ejecutivo catalán aprobó ayer destinar 800.000 euros a la Unió de Federacions Esportives de Catalunya (Ufec), con el objetivo de “potenciar la gestión” de estos organismos, así como para “divulgar el deporte catalán en los medios de comunicación y promover internacionalmente el deporte federado catalán”. Esta partida de 800.000 euros se añade a los más de 6,5 millones de euros que las federaciones catalanas han recibido del Consejo Catalán del Deporte durante 2016.

Las federaciones dispondrán de asesoría gratuita “en aspectos técnicos de gestión y organización (legal, financiero, tecnológico y de comunicación)”, así como recursos para “la normalización lingüística de la lengua catalana en los usos propios de las organizaciones deportivas catalanas y en la práctica deportiva de sus miembros”

El tercer ámbito objeto de la subvención es la promoción nacional e internacional del deporte federado catalán, “promoviendo, por un lado, la presencia internacional de las selecciones y organizaciones deportivas catalanas, y por otro, la captación de eventos deportivos de alcance internacional en Catalunya”.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles